Ensayo sobre los juegos y la imaginación.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1163 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ensayo sobre los juegos y la imaginación.

El caballero tiró de las bridas con fuerza, haciendo que su corcel azabache saltara la estacada enemiga, y se escabulló a todo galope por una brecha entre el choque de los batallones de infantería. A lo lejos, más allá de la escaramuza, logró vislumbrar la victoria; posada sobre la cabeza de un bodoque noble, se encontraba tan deslumbrante como unaestrella, una enjoyada corona de ópalo. Sorteó las pálidas máquinas enemigas de asedio, y supo que la caballería jamás retornaría a tiempo para interceptarlo. La batalla, la guerra misma podría terminar con una estocada de su lanza a través del flácido abdomen del tirano. Ignorando el fuego cruzado, el jinete flanqueó al némesis, y se sintió ingrávido repentinamente. Un momento más tarde, él yacía enla grama, magullado debajo de su corcel, esperando la muerte. El caballero, por su inquietud, jamás le dio un segundo vistazo a la mujer que se hallaba de pie junto al rey.

Si usted es un lector observador e intuitivo, probablemente habrá deducido que esta breve aventura no es otra cosa sino unos pocos movimientos en una partida de ajedrez, en las cuales el jugador con control de las piezasnegras pierde por error un caballo a manos de la reina, mientras trataba de poner a su oponente en jaque. Si bien es perfectamente posible disfrutar una estimulante partida de ajedrez sin la necesidad de imaginar con tanto detalle la motivación y emoción de cada pieza, este es un ejemplo del que me he servido en el pasado para ilustrar mi sentir por el profundo enlace que existe entre los juegos yla imaginación. Párrafo con párrafo trataré de ahondar en este tema.
Desde niños, nos entrenamos para utilizar la imaginación mientras jugamos; ya sea pretendiendo que poseemos habilidades mágicas para vencer a nuestros enemigos ficticios, o siendo anfitriones de una fiesta de té a la cual todos nuestros juguetes y amigos imaginarios han sido invitados.
Cuando se involucra la imaginación, no haydos niños que experimenten un juego de la misma manera; para cada uno el juego está tintado de sus hazañas y elementos favoritos, en una expansión tan veloz y en cambio tan constante que con frecuencia todos los niños de un grupo parecen estar jugando algo diferente.
Pero, ¿es que acaso solamente los niños son capaces de hacer un uso tan ágil de su imaginación? Definitivamente no. Entonces, ¿porqué es menos frecuente el juego y la imaginación desbocada en adolescentes y adultos? Seguramente podemos culpar al menos en parte a que al pasar por la pubertad sustituimos cantidad de nuestras fantasías infantiles por unas de carácter sexual o romántico, tratando de deshacernos afanosamente de la incómoda apariencia y actitud de niño. Estas fantasías rara vez se exteriorizan, pero eso nosignifica que no imaginemos cosas diferentes cada día. Adicionalmente, aprendemos desde pequeños que los adultos tienen la mente ocupada con otras cosas, y no tienen el tiempo ni los deseos de jugar. Esto nos hace pensar que, conforme crecemos, es lógico y natural ir dejando atrás la ficción para concentrarnos en cosas más adultas.
Tratemos de recordar cuán fácil era la vida cuando éramos niños. Sicorrimos con suerte, la mayoría de nuestras necesidades siempre estuvieron cubiertas. Tuvimos un padre sólido, una madre amorosa, un lecho calentito, y estómagos llenos; la simplicidad de nuestras vidas era incomparable. Seguíamos las instrucciones de padres y maestros, que tomaban por nosotros todas las decisiones importantes. Con poco derecho de protesta, íbamos a donde fuera que ellos quisieran, ynuestros momentos más felices eran cuando jugábamos.
Anteriormente he citado el ajedrez como un juego que puede estimular nuestra imaginación porque es el juego de estrategia más popular en el globo, pero este es tan solo uno de millares de juegos capaces de hacernos imaginar. Estos juegos pueden mantener vivo en nosotros el hábito de seguir soñando.
Las industrias multimillonarias del cine y...
tracking img