Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5557 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Portada > Literatura > Biografías > El Infame Asesino De Niños Jesse Pomeroy
El Infame Asesino De Niños Jesse Pomeroy
Editar Artículo | Posteado: 15/06/2009 |Comentarios: 0 | Vistas: 1,802 |
1Share
Damos inicio a la entrega de sinopsis biográficas de grandes criminales en serie. En todos los países del mundo se han dado casos de asesinos seriales. Algunos han sido famosos debido a laintervención de Hollywood o la televisión. Otros se han mantenido en las sombras. Rescataremos algunos pocos de los casos que aterraron al mundo. Los más temibles asesinos de la historia desfilarán por esta pasarela de sangre y muerte. 
El primer homicida múltiple que presentaremos tuvo por nombre Jesse Harding Pomeroy, el niño psicópata. Este muchacho es un de los primeros casos registrados de asesinosmenores de edad del cual se tienen noticia. 
Nació Pomeroy en Charleston, Massachussets,  Estados Unidos,  el 29 de noviembre del año 18959 y fue el segundo hijo de Thomas y Ruth Ann Pomeroy, una pareja de clase media que presentaban anomalías esenciales para fundamentar la frágil personalidad de sus hijos.
Algunos registros señalan que Thomas era un sujeto adicto al alcohol,  además de sefísicamente abusivo que emprendía un concierto de golpes contra su mujer y en ocasiones de excelsa inspiración,  de sublimes arrebatos,  acometía con fiereza inhumana a sus vástagos. 
Los investigaciones indican que Thomas Pomeroy,  obnubilado por los vapores del pésimo licor ingerido, sacudido por un incontenible frenesí de violencia,  arrastraba a sus hijos hacia un cobertizo ubicado en la partetrasera de la casa donde los desnudaba y después de reventarlos a palazos o sumergirlos en los pantanos del dolor y la humillación, se desvanecía con fingido llanto sobre el piso donde quedaba adormecido e indefenso. 
Jesse no escapó de estos aquelarres salvajes, recibió tundas inconmensurables, acogió en su carne infantil los moretones producidos por los puños,  los pies, el cinturón o los maderoscon que su padre resolvía sus deficiencias personales civiles y familiares. 
De rodillas sobre granos de maíz,  con los brazos abiertos en cruz,  un libro en cada mano,  Jesse Pomeroy veía impotente como se acercaba el rebenque hasta morder su piel y hacerle saltar chispas de sangre bajo la luz mortecina que se colaba por un tragaluz en lo alto de sotechado. 
Jesse recibió cada vez másdescomunales palizas por parte del beodo padre.  Ante la impotencia de verse atacado por su progenitor y tal vez como mecanismo de defensa, Pomeroy hijo se convirtió en una especie de criatura sadomasoquista. Terminó por recibir con malsano deleite los golpes salvajes, las tundas paroxísticas.
 No obstante,  las cosas comenzaron a cambiar al crecer Jesse.  Los relatos de esa época indican que su aparienciaera verdaderamente sobrecogedora. Con cada año su rostro adquiría un aspecto terrible. Deformaciones de la nariz, inflamación constante de párpados y pómulos le otorgaban un aspecto casi irreal. Siempre pálido y ensimismado, era una suerte de espectro.  Su cuerpo era demasiado grande para su edad.  Su cabeza era un enorme cubo poblado por una maraña de cabellos entre castaños y rojizos,  como siun incendio se propagara por su cráneo monumental. En la oscuridad parecía una fogata y en el día se transformaba en una especie de híbrido de león y humano. 
El padre descubrió con horror en una de sus habituales y abusivas correrías que Jesse era una especie de monstruo,  cuyo ojo derecho sin iris ni pupila lo miraba desde un oscuro averno. Ese ojo le asaltaba en las pesadillas de la resaca, lemiraba entre las grietas de las paredes, se asomaba a la ventana por las noches. 
Al crecer, Pomeroy se convirtió en un individuo solitario y retraído, como ocurre con las personas demasiado diferentes.  No existía nadie que recordara haber visto una sonrisa en sus labios. No sabía Pomeroy que la alegría podía existir en este mundo y la sonrisa era su expresión más superficial.  
Se cuenta...
tracking img