Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1069 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ha, ha llegado el momento.
Sacudí la cabeza de un lado a otro mecánicamente, intentando aclararme. Esperó sin mostrar ningún signo de impaciencia. Me llevó unos minutos volver a estar en condiciones de hablar.
-Vale- dije-. Voy contigo.
- No puedes. El lugar donde vamos, no es apropiado para ti.
- El sitio apropiado para mi es aquel en el que tú estés.
-No te convengo.
- No seas ridículo-quise sonar enfadada, pero sólo conseguí parecer suplicante-. Eres lo mejor que me ha pasado en la vida.
- Mi mundo no es para ti- repuso con tristeza.
- ¡Lo prometiste! Me prometiste que siempre permanecerías conmigo…
- Siempre que fuera bueno para ti- me interrumpió para rectificarme.
- ¡No! ¿Esto tiene que ver con mi alma, no?- grité, furiosa, mientras las palabras explotaban dentro de mi,aunque a pesar de todo seguían sonando como una súplica-. Puedes llevarte mi alma, porque no la quiero sin ti, ¡ya es tuya!
Respiro hondo una vez más y clavó la mirada ausente en el suelo durante un buen rato. Torció levemente los labios. Cuando levantó los ojos, me parecieron diferentes, mucho más duros, como si el oro líquido se hubiese congelado y vuelto sólido.
No quiero que me acompañes-pronunció las palabras de forma concisa y precisa sin apartar los ojos fríos de mi rostro, observándome mientras yo comprendía lo que me decía en realidad.
Hubo una pausa durante la cual repetí esas palabras en mi fuero interno varias veces, tamizándolas para encontrar la verdad oculta detrás de ellas.
- ¿Tú…no….me quieres?- Intenté expulsar las palabras confundida por el modo como sonaban,colocadas en ese orden.
- No.
Le miré, sin comprenderle aún. Me devolvió la mirada sin remordimiento. Sus ojos brillaban como topacios, duros, claros y muy profundos. Me sentí como si cayera dentro de ellos y no pude encontrar nada, en sus honduras sin fondo, que contrarrestara la palabra que había pronunciado.
- Bien, eso cambia las cosas- me sorprendió lo tranquila y razonable que sonaba mi voz.Quizás se debía al aturdimiento. En realidad, no entendía lo que me había dicho. Seguía sin tener sentido.
-En cierto modo, te he querido, por supuesto, pero lo que pasó la otra noche me hizo darme cuenta de que necesito un cambio. Porque me he cansado de intentar ser lo que no soy. He permitido que esto llegara demasiado lejos y lo lamento mucho.
-No, contesté con un hilo de voz; empezaba a tomarconciencia de lo que ocurría y la comprensión fluía como ácido por mis venas-. No lo hagas.
Se limitó a observarme durante un instante, pero pude ver en sus ojos que mis palabras habían ido demasiado lejos. Sin embargo, él también lo había hecho.
- No me convienes.
Invirtió el sentido de sus primeras palabras, y no tenía réplica para eso. Bien sabía que yo no estaba a su altura, que no leconvenía. Abrí la boca para decir algo, pero volví a cerrarla. Aguardó con paciencia. Su rostro estaba desprovisto de cualquier tipo de emoción. Lo intenté de nuevo.
-Si…. Es eso lo que quieres.
Se limitó a asentir una vez.
Se me entumeció todo el cuerpo. No notaba nada por debajo del cuello.
- Me gustaría pedirte un favor, a pesar de todo, si no es demasiado- dijo.
Me pregunté que vería en mirostro para que el suyo se descompusiera al mirarme, pero logró controlar las facciones y recuperar la máscara de serenidad antes de que yo fuera capaz de descubrirlo.
- Lo que quieras- prometí, con la voz ligeramente más fuerte.
Sus ojos helados se derritieron mientras le miraba y el oro se convirtió una vez más en líquido fundido que se derramaba en los míos y me quemaba con una intensidadsobrecogedora.
- No hagas nada desesperado o estúpido- me ordenó, ahora sin mostrarse distante- ¿Entiendes lo que te digo?
Asentí sin fuerzas.
Sus ojos se enfriaron y volvió a mostrarse distante.
-Lo haré- murmuré.
Él pareció relajarse, pero sólo un poco.
- Te haré una promesa a cambio-dijo-. Te garantizo que no volverás a verme. No regresaré ni volveré a hacerte pasar por todo esto. Podrás...
tracking img