Ensayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (483 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
José María Arguedas Altamirano nace en Andahuaylas, el 18 de enero de 1911. Cuando contaba tres años de edad muere su madre, por lo que se cría prácticamente entre los indígenas quechuahablantes dela servidumbre. Realizó sus estudios primeramente en la escuela secundaria de Ica y luego Huancayo. Ingresa en la Universidad de San Marcos, en Lima, donde cursa la especialidad de Letras. Arguedas noshabía dicho: “Después de los catorce años fui rescatado por la sociedad de los blancos. Fui huérfano de madre a los tres años. Luego de una adolescencia de trotamundos por el territorio humano ygeográfico más diverso y hermoso, alcancé a ingresar a la Universidad de San Marcos de Lima”. En 1937 es detenido y está un año en la cárcel por haber tomado parte en una manifestación de apoyo a laRepública española. Poco después de la salida de la cárcel se casa con Celia Bustamente, “una infatigable promotora del arte popular”, y se traslada con ella a Sicuani, donde trabaja de profesor en laescuela secundaria. Regresa a Lima y continúa enseñando en escuelas secundarias. En 1947, trabaja como Conservador Nacional del Folklore. En 1959, viaja a España, con el apoyo de la UNESCO, paradesarrollar el trabajo de campo de su tesis sanmarquina. Tres años más tarde entra a trabajar en la Universidad Agraria La Molina. En 1963 es nombrado director de la Casa de la Cultura del Perú, renunciando aeste cargo, un año más tarde, por discrepancias con la política cultural del gobierno. Entre 1964 y 1966 es Director del Museo Nacional de Historia. En 1965 se divorcia de Celia Bustamente, e inciarelación con Sibila Arredondo, con quien se casó en 1967. Desencantado por la política cultural, intenta suicidarse por vez primera en abril de 1966. El viernes 28 de noviembre de 1969, en su oficina deLa Molina, se dispara un tiro a la sien y muere cuatro días después, el 2 de diciembre. Poco antes había escrito: “Obtuve en Chile un revólver calibre 22. Lo he probado. Funciona. Está bien. No...
tracking img