Ensayos cooprudela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11366 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LENGUA, USO Y GRAMÁTICA NORMATIVA.

1. La lengua institución social.

Cuando se le presentó la acabada de publicar Gramática de Nebrija[1] a la reina Isabel de Castilla, al aceptarla, hizo la siguiente pregunta que encerraba su poco o nulo interés por temas que, apenas, se estaban incoando:
“¿Y eso para qué sirve?”

Este interrogante encierra la misma dimensión intelectual de la queactualmente se otorga a los estudios gramaticales en ciertos sectores de la sociedad colombiana

Ante la perplejidad que esta pregunta generó, Hernando de Talavera, obispo de Ávila, posiblemente con una mayor visión histórica que la acabada de demostrar por su Alteza Serenísima, dio una respuesta que interpretaba no sólo su pensamiento personal, sino una realidad política que apenas se iniciaba,como era el relativo al crecimiento descomunal del imperio español, con consecuencias previsibles como lo sería el dominio físico de un mundo nuevo, además de la necesidad de imponer cultura e instituciones propias. El gran instrumento que facilitaría tal empresa no sería otro que la lengua:

“Después de que Vuestra Alteza meta debajo su yugo muchos pueblos bárbaros y naciones de peregrinaslenguas, y con el vencimiento aquellos tengan necesidad de recibir las leyes que el vencedor pone al vencido, y con ellas nuestra lengua, entonces por esta arte gramatical podrán venir en conocimiento de ella”.

En consecuencia, el mandato consistía en imponer la lengua, no sólo como medio de comunicación, sino como el mejor vehículo de dominación, tal como hicieron antes los señores romanos cuandoextendieron los límites del imperio hasta regiones insospechadas. El instrumento para imponer el “yugo” sería, entonces, el castellano naciente, teniendo en cuenta la “incapacidad” de las diferentes lenguas de los habitantes de las tierras recién descubiertas por España de poder asimilar costumbres y religión del conquistador, tal como aparece en la siguiente disposición legal de insoslayablecontenido religioso:

“Ley xviij: Habiendo hecho particular examen sobre si aún en la más perfecta lengua de los Indios se puede explicar bien y con propiedad los misterios de nuestra Santa Fe Cathólica se ha reconocido que no es posible sin cometer grandes disonancias e imperfecciones.”[2]

O en la intención de arrasar las lenguas nativas en beneficio de la dominante española:

“Un año más tarde,volvió a referirse al asunto, señalando que los párrocos de indios, en un esfuerzo continuo, en 50 años se lograría la erradicación de las lenguas nativas para lograr que toda Nueva España fuera Terra labii unius (Tierra de una sola lengua) (…) Carlos III expidió una real cédula cuyo encabezamiento claramente definía la posición personal del rey (…) para que en los Reynos de las Indias, islasadyacentes y de Filipinas, se pongan en práctica y observen los medios que se refieren y ha propuesto al Arzobispo de México, a fin de conseguir que se destierren los diferentes idiomas que se usan en aquellos dominios, y sólo se hable castellano”.[3]

Transcurridos casi seis siglos de haberse formulado este intrigante y directo mandato real, el tema sigue vigente, a pesar de que se pueda consideraranodino y extemporáneo, porque continúa la discusión acerca de la posibilidad de que se exprese, en cualquier medio o foro, una cierta independencia política cultural que juzgue el trato que se les dio a los nativos con métodos inhumanos, violentos.

Hoy, tenemos que reconocer que nuestra lengua castellana se encuentra arrinconada, avasallada por las expresiones culturales del imperio, ante lagigantesca indiferencia de quienes, por formación, prestigio, funciones políticas y dirección cultural tienen la obligación de defender un legado que, si bien fue impuesto por personas non sanctas, forma parte de la idiosincrasia y de la tradición de pueblos diferentes, unidos por esa herencia que se confunde con nuestra propia historia. Es decir, el asunto ha llegado a los más amplios círculos...
tracking img