Ensayos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1476 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
@La_corrupcion

Con dinero baila el perro… y sin dinero…
La ciudad de la mierda

con 2 comentarios

I.

Se llama Ricardo y es bilingüe. Domina el español a la perfección aunque su lengua madre es el purépecha. Tiene 43 años y acaba de regresar de Estados Unidos. Lo regresaron, como él dice.

Se le puede encontrar en algunas calles del centro, principalmente en el andador turístico enque se ha convertido la calle de Gante o en la calle de Bolívar. Siempre está sentado en algún escalón de uno de los tantos edificios del centro tejiendo respaldos de sillas con palma.

Después de un pésimo día, con una buena dosis de frustraciones, enojos, aventones en el metro y malas noticias, mis pasos no me llevaron a casa, era aún temprano y decidí pasar a tomar un café al centro, tal vezuna cerveza o tal vez dos. El Café del Centro estaba lleno, todos los parroquianos acababan de llegar, y aunque en ocasiones como ésta me prestan una silla para sentarme frente al mostrador, rechacé la oferta y caminé rumbo a Gante. Tal vez la Taberna del Lobo Estepario me recibiría gustosa… Todas las mesas al aire libre estaban ocupadas, situación extraña para un jueves a las 12 del mediodía.Fue mientras la sutil marea de gente me acercaba a la Latino cuando me topé con Ricardo, sentado en la banqueta, tejiendo tranquilamente, viendo a la gente ir y venir. Decidí preguntar el precio de sus artesanías, a lo que contestó con una cantidad bastante baja. Imposible sobrevivir con eso, y más difícil aun cuando logra vender un par de bancos de madera y palma al día.

Su voz amable contrastacon su mirada cansada, enmarcando su conversación amena con ligeras frases aciagas y tristes. Por azares del destino, el día de hoy también le ha parecido a don Ricardo, como a mí, una mierda.

No ha vendido nada, las personas lo miran despectivamente, algunos lo evitan, otros lo compadecen, los extranjeros lo miran con curiosidad y le toman fotografías, los policías de la zona lo hostigan y loamenazan con llevarlo al ministerio público.

Para colmo, su esposa y sus hijos se regresaron a Michoacán, lo dejaron sólo y con la difícil tarea de enviarles dinero. No ha comido en dos días y por quedarse dormido algún extraño ágilmente le robó la bolsa de dulces de amaranto que tenía para vender, con lo que su entrada extra de dinero ahora estaba en manos (o en el estómago) de un perfectodesconocido.

Es difícil atreverse a hacer más preguntas, complicado aventurarse a conocer un poco más el pasado de un extraño, en especial cuando la vida no le ha sonreído lo suficiente. Imposible preguntarle en donde pasa la noche, o cuál es su comida favorita, imposible no compadecerse… más que imposible no encabronarse con esta sociedad de mierda.

Seguramente Ricardo duerme donde le cae lanoche, entre basura y periódicos viejos o en alguna pensión barata, perdida en la gris Ciudad de México. Muy probablemente su comida favorita es aquella que no está descompuesta o que no proviene de un basurero.

Tal vez hubiera sido mejor conformarse con los frijoles de la olla, la taza de café y el puñado de tortillas que solía comer cuando vivía en una comunidad indígena a 3 horas de Uruapan,Michoacán, allá en la sierra, donde el aire es limpio, la comida es sana, donde las personas lo tratan como a su igual, con una sonrisa y una palmada en el hombro, en lugar de un gesto de asco constante, como si fuera un bulto de mierda tejiendo respaldos, como lo ven aquellos que tienen lo suficiente para entrar a un McDonalds y comprar una hamburguesa, para visitar después algunas tiendas deropa y salir con una bolsa de Zara adornando su desenfadado andar.

Aún así, Don Ricardo quiere juntar para regresar al gabacho, trabajar en un rancho y poder enviarle dinero a su familia. A pesar de que en ambos lados lo tratan como basura, prefiere jugársela e irse lejos de este país que no le ha dado nada.

- Que mierda de sociedad, ¿no cree usted, don Ricardo?, mejor acompáñeme a comer,...
tracking img