Ensayos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (644 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DON SIXTO SARMIENTO
UNA VIVA TRADICION LARENSE

Desde el tiempo en que aun no era tiempo, surgió en el mundo la tejeduría y es posible que al mirar los nidos de los pájaros, la tela de lasarañas, hombres y mujeres decidieron imitarlos, bien sea para protegerse del sol, del viento, de la lluvia o para lucirse con sus atuendos multicolores.

Y es así como en el año 1895 llega a Tintorero uncacique llamado Don Juan evangelista Torrealba, quien junto a su amada, fiel compañera y esposa Juana Paola Montes forman al pie del montículo El Ermitaño un taller donde comienzan con estamaravillosa historia del tejido, continuando así con la herencia que nos dejaron nuestros aborígenes. En medio de balido de chivos y ovejas don Juan Evangelista Torrealba daba pan y trabajo a los pobladoresmientras les enseñaba el oficio de tejer, convirtiendo así su taller en el primero y mas grande de todo el caserío.

La herencia de este maravilloso oficio llega a la manos laboriosas de Sixtosarmiento, quien con apenas 15 años de edad fue aprendiz de Juan Torrealba y aunque su trabajo era solo el de cargar agua para lavar la lana observaba meticulosamente el proceso que lo inmortalizaría enTintorero y mas allá. Desde entonces el diseño del telar lo convirtió en toda una viva tradición.

Don Sixto fue un hombre prolifero, tuvo dos casamientos y varias vivencias sentimentales de las queresultaron 25 hijos quienes le

[pic]

dieron 125 nietos y 66 bisnietos. Aunque se le conoció como un hombre bondadoso, sencillo y con una profunda concepción filosófica del cotidiano transcurrir.A su avanzada edad se le vio siempre con su inseparable violín puesto que también era músico aunque nunca estudio tocaba el violín, mientras las personas observaban sus tejidos y los recibía con unataza de café cerrero mientras escuchaban sus melodías, una ñapa característica de este personaje que decía “en Tintorero se amarran bien los nudos porque vendemos nuestra dignidad”.

Al igual...
tracking img