Ensayos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4461 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FLüRENCE

THüMAS

I

AM 0R, S~i!f~" ALIDAD FEMENINO YEROTIS
Nada es más difícil que renocer la libertad del otro, sobre todo cuando el otro es una petsona que se ama y se desea, por eso Amar es el riesgo de querer al otro en su libertad, esperando sólo la fidelidad que él se debe a sí mismo.

i escogí el presente tema para desarrollarlo en el temario de las jornadas sobre "Mujer ySociedad", es tal vez por su importancia en nuestras vidas y paradójicamente-por su dificultad de reducirlo a una "investigación" tal y como ella se concibe en el ámbito universitario. Sin embargo y plenamente consciente del riesgo que asumo, quiero que el amor, el erotismo y la sexualidad femenina estén presentes en la temática de las jornadas. Aún más, pienso que es un atrevimiento de mi parte, puesprimero que todo no soy hombre, y en general desde hace miles de años son los hombres los que disponen de la sexualidad femenina y, por consiguiente los que hablan de ella. Prueba de ello son la gran cantidad de textos, manuales y tomos escritos por psiquiatras, sexólogos y toda clase de pensadores, que con toda seguridad por cierto, tratan de explicarnos "cómo funciona" la sexualidad femenina ...algunos de ellos logrando encerrar conceptos tan complejos en curvas estadísticas, en cifras, en normas y leyes, decidiendo sobre lo normal y lo anormal, definiendo, categorizando, emitiendo, en fin, teorías completamente reduccionistas frente a ese particular encuentro de lo real, lo imaginario y lo simbólico que es la experiencia amorosa en su conjunto. Y allí encuentro la otra cara de miatrevimiento: no tengo investigación alguna para hablarles hoy del amor, del erotismo y de la sexualidad femenina. Sólo tengo la certidumbre, tal vez la única, de haber amado. Las huellas están allí y sé que es gracias al amor que tengo por fin la cara que merezco. Entonces le robaré un espacio a la academia para recordarle que existen todavía muchos saberes que escapan a este acercamientohipotético-deductivo de la realidad, recordarle que existen otros caminos, más len-

s

guajes, diferentes códigos para acercarse a los fenómenos de las ciencias humanas y que la escogencia del camino poético, por ejemplo, para hablar del amor o del erotismo no es en ningún momento menos riguroso científicamente. Sólo es otra sintaxis, otra semántica, otro código, nada más. En otras palabras lo que voy acontar a continuación sobre el amor, el erotismo y la sexualidad femenina no tiene valor de ley, ni pretende norma tizar; sólo se presentá hoy como posibilidad ... y me gustaría además que . ustedes la reconozcan como posibilidad femenina. A pesar de lo artificial de separar el amor del erotismo y de la sexualidad, les hablaré primero del amor y después del erotismo y de la sexualidad femenina. Esdifícil hablar de amor, pues el amor no se deja hablar y la impotencia del lenguaje se encuentra en el centro mismo del amor; no se habla del amor sino "después de" ... claro está que no me refiero al amor libresco, a ese amor que in~eriorizamos a través de nuestra educación, de la religión, de los libros de la escuela, del insípido amor del discurso de la televisión, de las radionovelas, de lasfotonovelas, de las canciones de Julio Iglesias, del amor del cine comercial o de todo ese amor- condimento de la sociedad de consumo. Todas esas cosas del amor que terminan por confundirse con el amor a las cosas y por tener un rostro monstruoso reflejando posesión, consumo, celos, individualismo, dependencia, egoísmo y arribismo; ese amor - útil, ese amor capital, parágrafo del código civil, eseamor de revista Cosmopolitan que nunca se separa de las tarjetas de crédito, ese amor-receta. No; hablo de esta revolución súbita, de ese cataclismo irremediable que sólo el lenguaje de los poetas, del inconciente, de lo imaginario, de la locura, puede acercar.

23

Hablo del amor que rechaza siempre un cierto orden establecido y del discurso que lo racionaliza, del que quebranta las leyes...
tracking img