Enseñanza de la literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1173 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENSEÑANZA DE LA LITERATURA
2008
ROSARIO ROBLES CASTILLO
ALUMNA DE LA MAESTRÍA “ENSEÑANZA DE LA LENGUA MATERNA”


Unidad Académica
de
Letras UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE ZACATECAS
“FRANCISCO GARCÍA SALINAS”
UNIDAD ACADÉMICA DE LETRAS
Avenida Preparatoria 301, Col. Hidráulica, Zacatecas, Zac. México, C. P. 98060
tel. (492) 923 94 07 ext. 2442, fax. (492) 924 1916, uletras@ciu.reduaz.mxENSEÑANZA DE LA LITERATURA

De acuerdo a la teoría de la complejidad de Edgar Morin (2000), nos encontramos en la era de las incertidumbres, la consciencia de la humanidad es llevada hacia una aventura desconocida; la enseñanza debe ser el espacio en el que el alumno – y el maestro – revelen certezas pero que vuelvan una vez más a introducirse al mundo de la duda, de tal maneraque el aprendizaje se vuelva inacabable.

Sin embargo, estamos inmersos en un mundo en donde la información y el conocimiento se comercian, las empresas, la universidades de prestigio, los países más poderosos compran y venden mentes brillantes, capaces de decodificar los símbolos cada vez más complejos de nuestra realidad; los maestros nos vemos de pronto en una carrera encarnizada por el cúmulode diplomas y certificados que avalen nuestros conocimientos, los padres de familia buscan con desesperación y a cualquier precio la mejor escuela para sus hijos y además, multitud de cursos vespertinos que le permitan a sus retoños demostrar que son inteligentes, hábiles e incansables; se ha puesto de moda para algunas mamás presumir que sus hijos son “hiperactivos” sin tener la más remota deidea de lo que el término significa.

El mundo se está moviendo en forma diferente, nadie quiere quedarse quieto, cada curso de natación, inglés, ballet, artes plásticas y muchos más, son vitales para que se vea reflejado el amor paterno; cada diplomado, maestría y doctorado es vital para demostrar la calidad docente, aunque el grupo repruebe una y mil veces ENLACE.

Con este vaivén ¿quiénpiensa en la literatura, actividad aparentemente pasiva en donde hay que detenerse y desocuparse un momento?

¿Qué docente está dispuesto a leer lo que no le dejaron de tarea en la maestría, sólo por el placer de hacerlo?
Sin dudar, considero que muy pocos; en este momento impera la lectura de estudio y sería interesante saber si ésta se lleva acabo de manera eficaz, las prisas han provocado uncierto desamor al disfrute de la vida, hasta una convivencia es de pisa y corre, pues hay que entregar un ensayo, mismo que nunca volvemos a leer ni a replantear, pues viene la entrega de otro en camino, como las canastitas en serie con las que Mr. Winthrop pretendía hacerse millonario.

El campo de la docencia se encuentra entre la niebla, las nuevas generaciones nos dividimos entre el rol deestudiantes – que aún somos – y el de docentes; es común renegar de la profesión por lo desgastada que resulta su imagen, todavía no nos identificamos como luchadores sociales, como en la década de los 60 y 70, pero tampoco como enciclopedistas como en los 80, la brecha generacional nos divide, nuestros habitus, nuestro lenguaje, nuestro actuar, no es el mismo.

Pero compartimos al mismo tiempograndes cosas, la principal desde mi punto de vista, es la responsabilidad de interpretar nuestra era, y por supuesto de preparar alumnos para que se puedan mover libremente y con éxito en ella, compartimos el ideal de formar al nuevo ciudadano, de evitar la violencia, de sensibilizarnos un poco.

En esta odisea, ¿qué papel jugará la literatura? Aunque Harold Bloom (1996) es muy claro al decir que“leer a los mejores escritores … no nos convertirá en mejores ciudadanos” seguramente tampoco nos convierte en peores, pero sí nos da la posibilidad de conocer muchas mentes, diversos modus operandi en situaciones parecidas, en las que incluso nos podemos identificar.

La literatura nos abre las puertas del mundo, nos hace volar hasta Estambul con el Castillo Blanco o Las desencantadas; nos...
tracking img