Enseyo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (861 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Amor en los tiempos del cólera.

La historia de Fermina Daza y Florentino Ariza. Dos enamorados juveniles que por
Cosas del destino, se separan en un instante y se reencuentran en el futuro desus vidas, en la vejez precisamente, cuando Juvenal Urbina, esposo de Fermina Daza, había muerto, justo cincuenta y un años, nueve meses y cuatro días después.

Un amor, casi imposible de suceder,más de 50 años tuvieron que esperar, un amor a la vez secreto, un amor paciente, un amor de esperanza, un amor muy poderoso, es el amor de Florentino Ariza y Fermina Daza. Una historia de amor, de esosamores que se confundían con el cólera y sus manifestaciones tan presente en aquellas épocas. Una historia, matizada con la independencia de sus propias vidas donde respectivamente fueron creciendocomo personas y teniendo sus experiencias de vida, donde respectivamente cada quien tuvieron vida marital, donde como dijo Arjona en una de sus más famosas canciones “La primera vez”..tuvieron sexo milveces, pero nunca hicieron el amor. Uno, desde la perspectiva de la espera Florentino, una espera entre comillas porque hay que recordar que Florentino tuvo
“Cincuenta años más tarde, cuando FerminaDaza quedó libre de su condena sacramental, tenía unos veinticinco cuadernos con seiscientos veintidós registros de amores continuados, aparte de las incontables aventuras fugaces que no merecieron niuna nota de caridad.”

Entre otras mujeres en la vida de Florentino aparecieron: Leona Cassiani, que fue la mujer que lo acompañó toda si vida, a pesar de que nunca hicieron el amor.

“FlorentinoAriza conoció a Leona Cassiani, que fue la verdadera mujer de su vida, aunque ni él ni ella lo supieron nunca, ni nunca hicieron el amor. Él la había sentido antes de verla cuando iba de regreso acasa en el tranvía de las cinco: fue una mirada material que lo tocó como si fuera un dedo. Levantó la vista y la vio, en el extremo opuesto, pero muy bien definida entre los otros pasajeros. Ella no...
tracking img