Entorno al lenguaje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1120 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nuestro lenguaje, por ejemplo, es algo general. Todos usamos el mismo. De aquí se sigue que quien desea expresarse en una lengua y posee alguna originalidad, está forzado a constantes sacrificios. Desde el momento en que no puede crear su expresión por sí mismo sino que la encuentra ya hecha, se ve obligado a decir o demasiado mucho o demasiado poco o a omitir su observación. Ni siquiera en uncaso de cada cien posee la lengua un término para el matiz de pensamiento.

El lenguaje es ‘actividad’ y ‘producto’ En él plasmamos percepciones, y en él tenemos la herramienta que nos permite asir, configurándola, la realidad de nuestro entorno. El lenguaje refleja, pone en evidencia nuestra idiosincrasia, como individuos y como colectividad; a su vez, va encauzándonos, mostrándonos un camino,circunscribiéndonos, limitándonos –si se quiere–, pero posibilitándonos, al mismo tiempo, ‘ser’ y ‘hacer’, ‘ser’ y ‘actuar’ en la parcela del mundo en que casualmente vinimos a la vida.

Hasta ahora hemos hablado del lenguaje como término genérico, y lo hemos definido como instrumento de (inter)comunicación hecho por y para el hombre. Pues bien, por lo mismo que sirve a los hombres en su vidasocial, colectiva, adopta variadas formas, como variadas son también las características de las comunidades que lo utilizan.

El lenguaje es “sistema de signos” en cada comunidad; vale decir, lengua.
Una lengua es un modo de ser del lenguaje; todas las lenguas forman entonces el lenguaje. Paralelamente, una comunidad de hablantes representa un modo de concebir el mundo; encierra en sí un aspectode la realidad; toda la realidad no podría conocerse, en consecuencia, a menos que se conociesen todos los pequeños mundos que cada comunidad particular ha ido creando a partir de sus respectivas lenguas.

No es por cierto fácil para el hombre, que siempre ha aspirado al conocimiento absoluto de las cosas, aceptar que su lengua “mediatiza” su saber. En efecto, tal como se nos ha ido haciendoevidente, uno no capta el mundo o el ‘ser’ de las cosas sino en la medida en que su lengua se lo permite. Y es por eso que los filósofos de todos los tiempos se han visto abocados a la tarea de franquear, de romper la brecha entre ‘esencia’ y ‘existencia’, entre el ‘ser’ y el ‘parecer’.

La posición de los filósofos existencialistas es, para nosotros, especialmente significativa. Ellos postulanpara el hombre la categoría de la existencia, y no la de la esencia; se niegan a dar al hombre la denominación de “ser humano” por cuanto, en su opinión, la vida entera del hombre está encaminada a ser. Su destino es encontrarse con su esencia; en la práctica, es sólo existencia que busca su esencia.

Partiendo, entonces, de la realidad material y objetiva, del entorno, de las circunstanciasvitales del hombre, la lengua se convierte en un mecanismo ordenador, estructurador del mundo. En su lengua, cada comunidad vierte su manera de ser y de comprender, y por su intermedio se adueña, se apropia de su
mundo, conceptualizándolo.

La extensión en que capta una comunidad los fenómenos de la naturaleza depende en gran medida de su actividad productora, de su lucha por transformar el ambientenatural en provecho de sus intereses vitales. El gaucho argentino, por ejemplo, como ganadero por excelencia, ha acuñado unas 200 palabras sólo para referirse a las diferentes clases de pelaje que observa en sus reses.

El árabe, por su parte, para quien el camello tiene tanta importancia como para el gaucho el caballo, posee unas 6.000 palabras relacionadas con aquel animal, al que distinguesegún su procedencia, sus años de edad, su capacidad de moverse y de llevar carga, estado y tiempo de preñez, servicios en que se utiliza, etc.

U n pueblo agricultor, que vive de la tierra, refleja también en su lengua, con profusión de vocablos, aquello de lo que depende su existencia. Los negros hausa, de Nigeria, dedicados principalmente al cultivo de plantas gramíneas –nos cuenta el autor–...
tracking img