Entrevista a chabelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3961 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Xavier López “Chabelo”
La magia de ser niño
Por Jorge E. García M.

Más de 54 años interpretando a este eterno infante, lo han llenado de premios y reconocimientos interminables, llevándolo a ser la figura infantil más importante de México. Pero su reto sigue ahí, preservar esa “niñez” día tras día, a pesar de cualquier cosa.

Nos recibe en su casa, allá por los rumbos de San Jerónimo, alsur del Distrito Federal. Estamos en una sala llena de reconocimientos, recuerdos, una colección de ranas (más tarde nos diría que tiene más de dos mil). Su esposa nos pide que lo esperemos pues viene en camino en medio del tráfico de la ciudad. Ha tenido una semana muy agitada, entre presentaciones en el interior del país, los ensayos y grabación de su programa semanal. Quién no lo conoce, es elseñor Xavier López, mejor conocido como “Chabelo”.

EL VIAJERO: Has tenido mucha actividad últimamente…
Xavier López “Chabelo”: Toda mi vida he sido una persona hiperactiva, no me gusta la ociosidad. El mismo ritmo de la ciudad de México, la lucha diaria, te lleva a ser “todólogo”: director, escritor, conductor, vendedor, todo lo tienes que hacer para más o menos balancearte.

EV: Guionista,conductor, publicista, actor, pero ante todo siempre un niño…
XL: Es uno de los más grandes regalos que Dios me ha dado. Me he pasado la vida en la universidad de la observación (que es la regla número uno para cualquier actor), y mi universidad han sido los propios niños. Lógicamente el niño “Chabelo” de hace 54 años es el mismo de hoy, tantos medios de comunicación, la información tan tremenda yexcesiva, han provocado en mi particular modo de pensar la multiplicación de casos de trastornos como el llamado “déficit de atención” y de la hiperactividad en los niños. En mi infancia recuerdo que un niño hiperactivo era un niño anormal, ahora creo que todos son hiperactivos y es anormal es el que no lo es. Independientemente de eso, las experiencias de mi vida a través de esa observación hansido el poder tratar de imitar los actos de vida, las fórmula de vida de un niño aplicadas a un adulto te lleva a conseguir para lo que fuimos concebidos, yo pienso que los seres humanos fuimos hechos para ser felices, no tenemos condición para la infelicidad, por eso nuestra torpeza tan grande que tenemos para resolver cualquier problema. Entonces, el conducirte o tratar de imitar las fórmulasque un niño utiliza para su vida te lleva a eso, a entender que los problemas no son como los virus que las bacterias que andan volando, los problemas surgen cuando tú los haces. Entonces mi necesidad de observarlos, de ver cómo son, cómo ha ido variando su comportamiento para poder buscar esa afinidad y esa identificación, porque solamente yo lo experimento y es una emoción que a veces me lleva alas lágrimas el ver cómo un niño con el que empiezo a platicar en el programa un minuto antes que no lo conocía, el me conocía a través de la pantalla pero yo físicamente yo no lo conocía, y empiezo a dialogar con él, me doy cuenta de que ese niño está llevando a cabo realmente una conversación con un niño grandote. Esa magia no tengo con qué pagarle a Dios y a la vida lo que me ha dado.

EV:¿Cómo mantener a un personaje como “Chabelo” a salvo de escándalos durante tanto tiempo?
XL: Yo tuve una consciencia muy especial, en el momento en el que me doy cuenta de que “Chabelo” era un personaje que primero incidía en el ánimo, en el gusto o en el disgusto del niño de esa parte de la humanidad. Al darme cuenta de eso, asumí también que tenía una responsabilidad muy grave, muy grave porqueesto me ha llevado toda mi vida a observar ciertas cosas que les podríamos llamar entre comillas sacrificios, de actitud, de vida. Por el hecho de ser “Chabelo” no dejo de seguir manifestándome y actuando como un ser humano con defectos y virtudes. Todo eso me ha hecho poner mucha atención en el comportamiento de mi vida, sin llegar a la hipocresía, porque entonces también me doy cuenta por la...
tracking img