Entrevista a daniel link

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2467 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Daniel Link: ''En nuestra literatura, la vanguardia ya no interesa''
Catedrático, escritor y editor, Link describe luces y sombras de la producción literaria argentina, la actual y la histórica. El lugar del arte. La crisis de la lectura, que para él no es tal. Los microfascismos que se ejercen. Y la cultura como procesado
—¿Cómo evalúa el estado actual de la literatura argentina? ¿Cuáles sonsus posibilidades y limitaciones?

—La literatura argentina atraviesa un momento extremadamente rico. Florecen obras de la imaginación todo el tiempo y la calidad de lo que se produce a veces puede quedar opacada por la cantidad. Que se esté editando tanto, y que haya tantos proyectos independientes, funciona en algún punto como una ilusión de publicación total. Todo está allí a la vista dequienes quieran leer, y sólo harían falta políticas periodísticas adecuadas a la difusión de la literatura que tenemos, de sus tendencias, de sus contradicciones, de su movilidad.

—¿Cuáles son los escritores argentinos que forman parte del canon actual, y cuáles de la vanguardia? 

—Siempre es un poco temerario referirse al “canon actual” porque el canon es, necesariamente, histórico y, además,objeto de debates. ¿Qué sería el canon actual? ¿Obras que leen o leerán en las aulas los estudiantes secundarios? Si se tratara de eso, pienso en César Aira, en Fogwill (algunas zonas de la obra de Fogwill son perfectamente “escolarizables”, otras no), en Arturo Carrera, en Juan Gelman, en Sylvia Molloy, en Edgardo Cozarinsky, en Ricardo Piglia, en María Moreno, en Luis Gusmán. Naturalmente, nopuedo dejar de incluir en esta lista caprichosa (e infinita) a Juan José Saer, a Manuel Puig, a Rodolfo Walsh, a Osvaldo Lamborghini, a Alejandra Pizarnik, al cada día más inmenso Copi. Si de lo que se trata es de describir el sistema de la literatura actual, yo diría que hay dos grandes líneas.

—¿Cuáles serían estas líneas? 

—Por un lado, una literatura de mercado (que se piensa a sí misma,paradójicamente, como una literatura “autónoma”), dominada por los “grandes” premios literarios, una ficción urdida para estafar a los lectores, una literatura escrita deliberadamente para la escuela. Por el otro, un conjunto de escrituras experimentales, “postautónomas” (como las llama Josefina Ludmer), que formulan preguntas radicales al presente, a la relación de uno mismo (del sí mismo) con elpresente (o con la muerte, o con el cuerpo, en fin: esas grandes obsesiones de todos los tiempos). Literaturas que declinan incluso el honor de integrar el panteón literario, en favor de otro tipo de relación con la escritura. Recientemente, también Beatriz Sarlo ha separado las aguas de la literatura argentina entre ficciones interpretativas (del traumático pasado argentino) y ficcionesetnográficas del presente. Si mi lectura no es equivocada, lo que yo llamo experimental es para Sarlo etnografía. La vanguardia ya no le interesa a nadie, pero eso no significa que no podamos pensar hoy los modos de aparición de lo experimental: Fernanda Laguna, Gabriela Bejerman, Alejandro López, Fabián Casas, Washington Cucurto, Pablo Pérez, Ariel Schettini, Daniel Durand, Mariana Enríquez, Juan Terranova ySantiago Llach son algunos de los escritores jóvenes cuya obra sigo siempre con atención porque sé que en ellas encontraré un pensamiento sobre el presente pero, también, sobre la literatura en el presente.

—¿Cuál es el lugar del arte en la Argentina? 

—Los lugares del arte en Buenos Aires (no me atrevería a generalizar tanto como para referirme a la “Argentina”, un territorio partido envarios pedazos que tal vez ya no puedan juntarse) son los lugares del arte en el capitalismo global: los museos, las galerías, las salas de concierto, los teatros, las cadenas de librerías. Naturalmente, también hay arte en otros lugares (lo que significa que el arte responde hoy a la lógica de la intermitencia): la televisión, el diseño, la calle, Internet, los salones bailables, la sala de...
tracking img