Entrevista a geertz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5950 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALTERIDADES, 1993 3 (5): Págs. 119-126

De Bali al posmodernismo: una entrevista con Clifford Geertz*

SILVIA M. HIRSCH** PABLO G. WRIGHT ***

El profesor Clifford Geertz tiene una oficina con amplios ventanales en el Institute for Advanced Study (Instituto para estudios avanzados) en Princeton, en el estado de Nueva Jersey. El Instituto está rodeado de bosques y tiene la atmósfera propiciapara reflexionar después de varias décadas de trabajo de campo en Bali, Indonesia y Marruecos. Cuando Clifford Geertz publicó en 1973 una compilación de ensayos titulada La interpretación de las culturas, no hubiera podido vislumbrar el debate, la crítica y la polarización que traerían aparejadas sus nuevas ideas e interpretaciones. Si bien Geertz ha sido criticado tanto por posmodernos como porquienes se dedican a la economía política o a la lingüística, es indudable que sus publicaciones constituyen un gran aporte a la antropología cultural, y que sus investigaciones de campo abordan una multiplicidad de temas que van desde la agricultura y la ecología hasta la política, el nacionalismo y la religión, concentrando su análisis en una lectura interpretativa y semiótica de la cultura. Lasiguiente entrevista fue llevada a cabo en noviembre de 1992. Intentamos concentrar numerosas preguntas y “traducir” las opiniones del profesor Geertz, una tarea muy difícil. Nos interesaba conocer acerca de su formación intelectual, sus reflexiones sobre el trabajo de campo y sus opiniones con respecto a las críticas que se le hacen. En esta entrevista sintetizamos esto, dejando así un espaciopara escuchar al autor expresar su punto de vista.

Para empezar, nos interesa saber cuál fue su formación intelectual y cómo influyó en usted haber estudiado en Harvard. Empecé la universidad en un college americano muy pequeño llamado Antioch, que queda en Ohio, pero no estudié antropología. En realidad allí no se enseñaba antropología, prácticamente no estudié ciencias sociales, sólo un poco deeconomía. Cuando terminé de cursar las materias que tenía para elegir, empecé a estudiar filosofía, entonces me gradué en filosofía y en inglés. Yo iba a seguir estudiando filosofía, pero un amigo me convenció de que no era eso lo que yo quería hacer realmente. Quería algo más empírico y él co* Entrevista tomada de PUBLICAR, núm. 1, Buenos Aires, 1993. ** Doctora en Antropología (Universidad deCalifornia, Los Angeles). *** Candidato Doctoral (Temple University, Filadelfia), investigador del CONICET

nocía el programa de relaciones sociales en Harvard. El programa de relaciones sociales había comenzado hacía pocos años y éste combinaba antropología, psicología clínica, psicología social y sociología, una combinación bastante inusual en los Estados Unidos, donde antropología es, por logeneral, antropología cultural, antropología física, lingüística y arqueología. Entonces me inscribí y fui. Y en efecto tuvo una gran influencia en mí, no solamente porque recibí una educación distinta de la que estaban recibiendo la mayoría de los antropólogos en esa época. Ahora es distinto, ese tipo de formación es común, pero en aquel tiempo era muy poco tradicional. Entonces cursé algunasmaterias de antropología. En Harvard también había un departamento de antropología tradicional, pero yo aprendí mucha sociología y psicología social. Empero, más allá de eso,

De Bali al posmodernismo: una entrevista con Clifford Geertz

mi primer trabajo de campo fue en Java, como parte de un proyecto organizado por Harvard y el MIT (Massachussets Institute of Technology). Estuvo financiado porla Fundación Ford, en 1951. Siete u ocho de nosotros fuimos a un pequeño pueblo en Java. No teníamos un marco teórico en particular, lo que había era un ambiente intelectual, y eso tuvo un gran impacto en mí. Después regresé, fui a Bali y realicé más trabajos de campo. Posteriormente volví a los Estados Unidos y enseñé durante diez años en la Universidad de Chicago, que era un lugar muy distinto...
tracking img