Entrevista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1152 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aprendiendo a pedirle a Dios
   Pastor Julio Rodríguez - Iglesia Nueva Vida
Una de las experiencias más emocionantes de la vida cristiana es la oración contestada por Dios. Esta nos aumenta la fe y la confianza que hemos puesto en nuestro Señor Jesucristo; y nos capacita para esperar pacientemente en él, cuando le hacemos nuestra petición.
Lo lamentable del caso es que algunos creyentes, poralguna razón, no pueden disfrutar la bendición de ver sus peticiones hechas realidad; por lo que normalmente tienden a desanimarse y dejan de orar, de asistir a la reuniones y hasta se vuelven al estado de vida perdida que tenían antes de conocer al Señor.
Existen varios motivos que pueden detener la contestación de la oración, y vamos a exponer brevemente los más importantes de ellos:
 
1.-Nuestra vida delante de Dios tiene pendiente algún pecado que aún no ha sido confesado y por lo tanto la deuda no ha sido perdonada.
Hay varios casos que se registran en la Biblia sobre este punto, aunque el Señor en Su soberanía, también puede bendecirnos sin que lo pidamos o antes de que nos arrepintamos. Por ejemplo: lo hizo con la humanidad perdida: "Más Dios muestra Su amor para con nosotros,en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros" , Romanos 5:8
|[p|El caso de la mujer atrapada en el acto mismo de adulterio (Juan 8:2-11) |
|ic| |
|] ||
|[p|La mujer Samaritana (Juan 4:1-42) |
|ic| |
|] ||
|[p|Resucitó al hijo de la viuda de Naín (Lucas 7:11-16) |
|ic| |
|] ||

Sin embargo el hecho de que Dios sea bondadoso y "hace salir el sol sobre todos, sean malos o buenos; y hace llover sobre justos e injustos" (Mateo 5:45), no quiere decir que Dios no esté buscando nuestra santificación y nuestra obediencia absoluta a él, para que podamos vencer las tentaciones que el maligno nos pone y vivir la vida plena y victoriosa que Cristo nosha dado.
De hecho, una manera que Dios usa para que sus hijos nos demos cuenta que no podemos jugar con el pecado, es limitar las contestaciones a nuestras oraciones; porque si Dios nos respondiera siempre, sin importar si estamos o no en pecado, entonces nunca tomaríamos en serio el pecado y sus consecuencias. La Biblia dice:
 
"Sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno estemeroso de Dios, y hace Su voluntad, a ése oye" (Juan 9:31).
"He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado Su oído para oir; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios; y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros Su rostro par no oir" (Isaías 59:1-2)
Así que, si deseas que Dios escuche siempre tu oración, confiesa todo pecado aél, que es fiel y justo para perdonarte (1 Juan 1:9).
 
2.- Nuestro motivo de orar:
Muchas veces no son contestadas nuestras oraciones, porque no pedimos de acuerdo a la voluntad de Dios sino que somos guiados por nuestro egoísmo, vanidad o deseos carnales.
"Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardeis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no...
tracking img