Epicuro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1655 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EPICURO Filósofo griego, padre del epicureísmo (escuela filosófica que toma de él su nombre), nacido en la isla de Samos en 341 a.C. y fallecido en 270 a.C. 1. VIDA Era hijo del ateniense Neocles, un colono emigrante que se había establecido en la isla en 352 acogiéndose a una ayuda estatal. Al parecer, Epicuro comenzó pronto a estudiar filosofía, y a los catorce años fue discípulo de Pánfilo, unplatónico de la localidad. A los dieciocho años se trasladó a Atenas para cumplir su servicio militar como efebo. En esos años de su primera estancia en Atenas, en los que murieron Alejandro, Demóstenes, Aristóteles y Diógenes el Cínico, debió de recibir impresiones decisivas del ambiente ateniense, de la ciudad que era la capital cultural de Grecia y la sede de las más importantes escuelasfilosóficas. Epicuro regresó a Atenas quince años más tarde para establecerse definitivamente. Al volver a Samos se encontró con que su familia se había trasladado a Colofón. En Colofón residió durante diez años, del 321 al 311, donde tuvo la oportunidad de estudiar con Nausífanes, un filósofo atomista discípulo de Demócrito y del escéptico Pirrón. Luego Epicuro se trasladó a Mitilene y allí estableciósu primera escuela de filosofía, pero por rivalidades profesionales con los aristotélicos de la ciudad, tuvo que abandonarla. Se dirigió entonces a Lámpsaco, ciudad cercana al Bósforo, donde con el apoyo de amigos influyentes logró abrir su escuela. En el año 306, con treinta y cinco años, Epicuro volvió definitivamente a Atenas para poder instalar allí su escuela. En Atenas vivió desde entonces,rodeado de un círculo de amigos íntimos y discípulos, hasta su muerte, acaecida treinta y cinco años después. Para impartir su doctrina con independencia de imposiciones oficiales, Epicuro compró una casa y, no lejos de ella, un pequeño terreno que desde entonces se conoció como el "Jardín" (kepos). El Jardín, en realidad un huerto, era un lugar silencioso lejos del bullicio de la ciudad en dondelos miembros de la escuela cultivaban la generosidad y la amistad recíprocas, celebraban comidas en común y festejaban el día 20 de cada mes en conmemoración del día del nacimiento del maestro, siempre dentro de una gran moderación. Según Séneca: "Las grandes almas epicúreas no las formó la doctrina, sino la asidua compañía de Epicuro" (Epístola, VI, 6). Tanto durante su vida como después de sumuerte, los discípulos y los amigos le tributaron honores casi divinos y procuraron modelar su conducta sobre su ejemplo. "Obra siempre como si Epicuro te viera", era el precepto fundamental de la escuela (Séneca, Epístola, XXV, 5). En la escuela epicúrea se admitían personas de todas las clases sociales; mujeres, tanto de vida respetable (como Temista, esposa de Leonteo), como de vida alegre (porejemplo, la famosa Leoncion), esclavos, y, sobre todo, personajes de una clase media, arruinada por la crisis económica, que tenía motivos para buscar en la filosofía un remedio a sus angustias. 2. OBRA Epicuro fue autor de alrededor de trescientos escritos, de los que nos han llegado solamente las tres cartas conservadas por Diógenes Laercio: la primera, dirigida a Heródoto, es una breveexposición de física; la segunda, a Meneceo, es de contenido ético; y la tercera, a Pitocles, de dudosa atribución, trata de cuestiones meteorológicas. Diógenes Laercio conservó también las Máximas capitales y el Testamento. En un manuscrito del Vaticano, Wottke encontró en 1888 una colección 81 Sentencias, y en los llamados papiros herculanenses fueron encontrados también fragmentos de una obra tituladaSobre la naturaleza. No obstante, la mayoría de los textos de este autor se han perdido, probablemente con anterioridad al siglo IV de nuestra era. Entre los autores que han dado testimonios y noticias sobre Epicuro ocupan un lugar destacado el académico Cicerón, el conservador Plutarco, el estoico Séneca y el escéptico Sexto Empírico, y, por otro lado, algunos fervorosos discípulos a distancia:...
tracking img