Epilogo historia de la sexualidad trueba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1053 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trueba Lara, J. Historia de la Sexualidad en México. Ed. Grijalbo. Resumen elaborado por Erika G. Meza D.

EPÍLOGO

A mediados del siglo XVII, la tierra junto con el hombre, dejaron de ser el centro del universo. Al comienzo del siglo XVIII, ocurrió un hecho fundamental que marcaría la vida de Occidente: la separación de la Iglesia y el Estado. La muerte de Dios había iniciado suconstrucción gracias a la modernidad y sus primeras teologías sustitutas: la filosofía natural y la política.

Descartes demostró con argumentos que los sentimientos no se originaban en el corazón, ellos nacían en el cerebro. Así mismo, explicó que las pasiones eran causadas “por el movimiento de los espíritus que incitan a los hombres a unirse voluntariamente a los objetos que parecen serleconvenientes”.

David Hume redujo lo erótico y lo sexual a simples procesos de atracción y repulsión.

La posibilidad del desenfreno tras la derrota de la divinidad era un peligro digno de ser considerado. El ateísmo y el materialismo, se mostraban como rutas seguras hacia el desenfreno y la perversión. Sin Dios, los límites para el goce perdían su sentido y Satanás alcanzaría su plena libertad.

Spinozademostró que la vida buena era posible sin necesidad de someterse a las bridas de la religión.

Desde el siglo XVIII, las ideas de la modernidad comenzaron a llegar a Nueva España: los libros de los filósofos de la Ilustración llegaban de contrabando del otro lado del Océano. Durante el siglo XIX ocurrieron momentos estelares del enfrentamiento entre la Iglesia y el Estado, en ese tiempo serealizó la construcción del laicismo en una nación marcada por la Contrarreforma. El liberalismo mexicano, tuvo un espíritu político y fue dueño de un sueño económico pero no tuvo impacto significativo en la sexualidad y el amor.

Durante una buena parte del siglo XIX y los primeros años del XX, el sexo fue un espacio oscuro. El catolicismo suprimió la posibilidad de la revuelta sexual, canceló demanera definitiva la posibilidad del escándalo que sacude al poder.

Por lo menos, existen tres posibles causas que explican el silencio que cubre las páginas de los liberales mexicanos del siglo XIX y que, en cierta medida, se extiende hasta nuestros días: 1) la certeza de vivir en un mundo incesantemente destruido, 2) el deseo de respetabilidad encarnado en una particularísimaconcepción del deber ser y 3) el surgimiento de un imaginario de lo prohibido, el cual terminó apoderándose del mundo real.

1) La única manera como la sexualidad podía ser atrapada era por medio de las propuestas del naturalismo y el positivismo, o gracias a la fe revolucionaria y el fanatismo nacionalista que pretendían transformar al país en un paraíso. Según los nacionalistas, la lujuria(igual que las enfermedades venéreas y la prostitución) eran un mal social, un conjunto de padecimientos heredados del antiguo régimen, y cura curación era poco más que urgente. Solamente se miraba lo sexual estrictamente de manera sanitaria. Se tenía que evitar la posibilidad de que “la raza mexicana” se corrompiera de manera irremediable. Ejemplos de esto, son las campañas contra las prostitutas ylos burdeles bajo el amparo de la legislación sanitaria y la publicación de la ley que prohibió los matrimonios entre chinos y mexicanos. Salvar la raza y purificar al país eran las únicas consignas de los revolucionarios que tomaron el poder.

La sexualidad y el erotismo difícilmente florecen en los campos de batalla, entre las rocas de los enfrentamientos políticos o en el centro de la luchaincesante. En aquellos años el sexo debía ser rápido, brutal, capaz de hacer olvidar que la vida de los amantes pendía de un delgado hilo.

La certeza de que la violencia sexual podía iniciarse a cada momento y que ella sería terrible, eran razones suficientes para no considerar como válida la ruta de la modernidad.

La certeza de que el mundo se destruía a cada instante no es la única...
tracking img