Epitafio dufoo hijo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1046 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Epitafio
Carlos Díaz Dufoo hijo

Extranjero, yo no tuve un nombre glorioso. Mis abuelos no combatieron en Troya. Quizás en los demos rústicos del Ática, durante los festivales dionisíacos vendieron a los viñadores lámparas de pico corto, negras y brillantes, y pintadas con las heces del vino siguieron alegres la procesión de Eleuterio, hijo de Semele. Mi voz no resonó en la asamblea paraseñalar los destinos de la República, ni en los symposia para crear mundos nuevos y sutiles. Mis acciones fueron oscuras y mis palabras insignificantes. Imítame, huye de Mnemosina, enemiga de los hombres, y mientras la hoja cae vivirás la vida de los dioses.
_____________________________________

Epitafio abre con una manifestación muy interesante por parte del narrador, que elige dirigirse a undestinatario ambiguo: »Extranjero, yo no tuve un nombre glorioso.« (Línea 1). Siendo un epitafio, es posible considerar la explicación de que la palabra "extranjero" se refiere a un destinatario general que ha de leer esta inscripción como se lee cualquier otro epitafio de este género.
Sin embargo, es imposible ignorar los elementos y las referencias, que nos ofrece el texto, al mundo clásico, ala mitología Griega y al mismo Dionisio, dios del vino, del teatro y de la metamorfosis, mencionado alusivamente tantas veces en tan pocas líneas. Casi todos los mitos presentan a Dionisio como «extranjero» debido a su incierto origen geográfico. El narrador elige dirigirse a Dionisio de este modo, humilde e inferior, quizás, ante este Dios de nombre glorioso y origines preeminentes.Volviendo al concepto de humildad e inferioridad, el narrador nos lleva a la Guerra de Troya donde dice, como disculpándose: »Mis abuelos no combatieron en Troya.« (línea 1). Es decir, sus orígenes no son tan preeminentes como los de Dionisio, sus ascendientes no ganaron el combate frente a los troyanos (Siguiendo las referencias del texto sobre el mundo clásico-griego, es más probable que el narradorpretenda pertenecer al lado aqueo que al lado troyano).
»Quizá en los demos rústicos del Ática, durante los festivales dionisíacos, vendieron a los viñadores lámparas de pico corto…« (líneas 2-3). Tal vez han sido simples artesanos, creadores de aquellas lámparas de pico corto, que formaron parte del pueblo y era gente humilde que se incorporó a la procesión en honor a Dionisio. Es posible que,entre otras, los festivales dionisíacos sirvieran de oportunidad para dar a conocer todo tipo de artesanías y manualidades, en este caso presentado, las lámparas vendidas a los viñadores y que sirvieron, seguramente, para el cultivo y cuidado de las viñas.
Los festivales dionisíacos, llamados también Dionisias se reparten en dos: las Dionisias Rústicas (o Rurales) y las Grandes Dionisias (oDionisias urbanas). Las primeras se celebran durante el mes de Diciembre (invierno, (también: muerte de Dionisio)), y veneran la cultivación de las viñas. Las segundas se celebran entre fines de Marzo a inicios de Abril, final del invierno e inicio de la primavera (renacimiento de Dionises). Es muy probable que con mencionar los »demos rústicos del Ática«, se refirió el narrador a estascelebraciones antiguas que existieron mucho antes de entrelazarse con el nombre Dionisio, y a los cuáles asistió casi todo el pueblo.
»Pintados con las heces del vino siguieron alegres la procesión de Eleuterio, hijo de Sémele.« (Líneas 3-4). Aquí resalta un contraste interesante: La básica necesidad de un hombre de ganarse la vida y trabajar para subsistir, contra la necesidad de despejarse, siguiendouna procesión que inspira la locura ritual y el éxtasis, dando final al cuidado y la preocupación de la vida diaria.
Es interesante ver como se refiere el narrador a Dionisio: primero como Extranjero, luego como Eleuterio, es decir, el dios libertador y por último como Hijo de Sémele, distinguiendo, tal vez, su identidad inmortal (Dionisio) de su identidad mortal (Eleuterio).
El texto retoma...
tracking img