Epoca del caucho y la barbarie

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 101 (25187 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ÉPOCA DEL CAUCHO Y BARBARIE 1
Alberto Chirif

-

Debían ser como tres mil- murmuró. ¿Qué? Los muertos –aclaró él-. Debían ser todos los que estaban en la estación.

La mujer lo midió con una mirada de lástima. “Aquí no ha habido muertos”, dijo. “Desde los tiempos de tu tío, el coronel, no ha pasado nada en Macondo”.

Como muchas de las historias que han conmovido al mundo, la delcaucho, la de las atrocidades cometidas durante esa época contra la población indígena ha sido luego negada por sus actores o por quienes han asumido su defensa, al igual que la historia figurada, pero no por ello menos verdadera, de la masacre perpetrada por la bananera en Macondo. Precisamente por los años en que leía esa novela, un alemán que bordeaba los cincuenta años y que, como todos los de sugeneración, había integrado las brigadas juveniles nazis, me afirmaba, en Pucallpa, que aquello del exterminio del pueblo judío por el ejército alemán no era más que una invención de las películas estadounidenses y que, a lo mucho, como estaban en guerra y los recursos eran escasos, uno que otro viejito había muerto abandonado por falta de atención y medicamentos, ya que éstos debían serdestinados a los combatientes. Ejemplos de este tipo abundan. Baste con recorrer la historia reciente de las dictaduras sudamericanas, incluyendo las democráticas, como la del Perú, para tomar conciencia de cómo los más dramáticos casos de genocidio han sido sistemáticamente negados por sus ejecutores al haber sido sometidos a investigación. No hay prueba que valga. Pienso incluso que si por algún podersobrenatural se lograra regresar a la vida a los asesinados, sus victimarios se encargarían de desacreditar sus argumentos. Alegarían que éstos son falsos, y que las personas son movidas por el prurito de desprestigiarlos, o que son contrarias a los intereses de la patria. Si no les quedara más que reconocer que los actos sí se cometieron, entonces argüirían que fueron necesarios para defender lasociedad, la patria, la familia, los principios religiosos y la civilización. Ejercitarían así su extraordinario poder de sublimar actos tan bárbaros y desconectados de los supuestos propósitos que perseguían, como los asesinatos de indefensos o la violación de mujeres.

1

Son varios los colegas a quienes quiero agradecer por el apoyo recibido para la redactar este trabajo. A FredericaBarclay y Fernando Santos, por su disponibilidad para intercambiar ideas y aportarme información; y, en especial, a Lucy Trapnell, mi esposa, por su paciente lectura del primer borrador (y del segundo) y sus acertadas observaciones. No obstante, los errores que aún contenga este documento son de mi exclusiva responsabilidad. El presente trabajo fue publicado como introducción a la republicación dellibro El Proceso del Putumayo, del juez Carlos Valcárcel (Monumenta Amazónica, CETA - IWGIA, Iquitos 2004).

La tarea que me propongo al introducir este libro comenzará por precisar el contexto del siglo XIX, en los ámbitos nacional y mundial, en el cual se produce la explotación y comercio del caucho. Trataré en todo momento que ese contexto forme parte importante del análisis. En éste tendránespecial importancia las imágenes que se manejaban sobre los indígenas, así como las acciones que se realizaron contra ellos en diversas zonas del país. Sin embargo, como la historia es proceso y ningún acontecimiento que ocurre en ella es fortuito y aislado, también me propongo revisar casos de relaciones anteriores y posteriores entre indígenas y civilizados, así como las concepciones queguiaron. Luego expondré sobre el desarrollo específico de la extracción de gomas en el Perú y los impactos de esta actividad en la población nativa. Finalmente, siguiendo las pruebas y la argumentación presentada por el juez Carlos Valcárcel en este libro, intentaré sistematizar las evidencias que muestran la veracidad de la historia a partir de testimonios de sus diversos protagonistas: caucheros,...
tracking img