Epoca preromana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1990 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EPOCA PRE-ROMANA.

La romanización de la Península Ibérica se inició el año 218 a.C. durante la segunda guerra púnica con el desembarco en Ampurias de las legiones romanas dirigidas por Cneo Cornelio Escipión y se prolongó hasta la misma disolución de la pars occidentalis del Imperio durante la segunda mitad del siglo V DC.
Al momento de la llegada de los romanos a la Península existíanen ella diversos pueblos, que podían agruparse en áreas histórico-culturales:

INDOEUROPEOS

Que se extendía en el norte y oeste peninsular y que comprendía desde el Cantábrico por el norte hasta el río Guadiana por el sur y desde el valle medio del Ebro y Guadiana.

PUEBLOS INDOEUROPEOS

Celtíberos, Carpetanos, Vacceos, Vetones, Berones, Várdulos, Cántabros,Astures y Galaicos.
La formación de estos pueblos estuvo vinculada a la llegada a la Península Ibérica de pueblos indoeuropeos celtas, a través de los Pirineos durante la primera mitad del primer milenio antes de Cristo

IBERICOS

Por el oeste hasta el Atlántico por el sur; y otra ibérica, que ocupaba el sur de la Península e incluía la región del Levante, Cataluña, Andalucía,parte de la Extremadura y el Algarve portugués.

PUEBLOS IBERICOS

Arenosios, Andosinos, Cerretanos, Ausetanos, Indiketas, Bergistanos, Lacetanos, Ilergetas, Sedetanos, Suesetanos, Edetanos, Contestanos, Deitanos, Mastienos y bastetanos en el Sudeste hispánico; Oretanos y Turdetanos.
A partir del siglo VII a.C. se inició el proceso que dio lugar a la cultura ibérica,caracterizada por la utilización y divulgación de la cerámica torneada, el desarrollo de núcleos urbanos y la generalización del empleo del hierro.
Entre los siglos V y III a.C. las poblaciones indígenas iberas se constituyeron en torno a poblados o ciudades como núcleos básicos de su organización comunitaria, con un marcado carácter agrícola, y con una creciente tendencia a la aparición defortificaciones en los asentamientos, los que fueron rasgos característicos del mundo ibérico.
En líneas generales, la organización ibera estaba marcada por el aspecto militar, presente en todas sus estructuras, así las fuentes greco-latinas dan cuenta de la habituales guerras entre los iberos.
La metalurgia tuvo un alto desarrollo en función de la guerra, la rapiña se presentaba como unmodo productivo más, el vestuario y las tumbas reflejaban esta preponderancia de lo militar.

TARTESSOS

Al comenzar el primer milenio antes de Cristo, se advierte en esta área histórico-cultural del sur de la península la influencia tartésica, reflejada principalmente por las cerámicas con decoración bruñida.
En Cataluña y el valle del Ebro se produjo la penetración de lacultura de los Campos de Urnas, caracterizada por el ritual de la incineración y el depósito de las cenizas en urnas lisas o decoradas, y por la aparición de una economía de tipo agrícola en los llanos y valles.
La cultura tartésica desarrollada en la región más occidental de Andalucía.
Tartessos fue un pequeño reino territorial situado en la región del Guadalquivir, cuyo centro políticoera la ciudad de Tartessos, aun no localizada. Su origen se remontaría al siglo XI a.C.
Tartessos fue conocida en la antigüedad como una poderosa ciudad de un activo comercio, rica en plata, que explotaba el hierro y que conocía el estaño, por sus rituales mixtos de incineración e inhumación, y por su elevado nivel cultural comparable al de sus contemporáneos griegos, entre cuyasmanifestaciones destacó su singular alfabeto propio.
La cultura de Tartessos entró en contacto con los fenicios desde el siglo VIII a.C. A partir del siglo siguiente, cuando se produjo la decadencia de la metrópoli fenicia de Tiro, Tartessos recobró su poderío y trabó relaciones mercantiles con los griegos de Focea.
En la última mitad del siglo VI a.C. se produjo la lucha entre los Griegos...
tracking img