Errores frecuentes en el lenguaje de la prensa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3201 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
I. Presentación
He escogido de entre las cinco opciones que se ofrecían la a): cómo se reflejan los diferentes temas de la lengua española en los medios de comunicación. La razón es que soy partidaria, como estudiante de 5º de Periodismo, de que los periodistas, profesionales de la información, se preocupen por escribir y hablar bien, pues como insisten los expertos en comunicación y segúnhemos visto en clase, los medios de comunicación, sobre todo la televisión, crean modelos lingüísticos, influyen en cómo habla la gente. Así, los periodistas tienen una doble responsabilidad: escribir noticias veraces, pero también hacer que lo que in-forma estas noticias, que es el lenguaje, sea el correcto, el indicado en los libros que regulan nuestra lengua: el Diccionario de la lenguacastellana y todos los demás elaborados por la Real Academia de la Lengua, así como el Panhispánico de dudas, elaborado entre las 22 academias de los países hispanohablantes.
II. Fundamentos teóricos
Una de las bases teóricas de este trabajo radica en las explicaciones que el académico de la lengua española, Fernando Lázaro Carreter, hace en el libro “El nuevo dardo en la palabra” (2003), una obra derecopilación de artículos periodísticos escritos por el autor en el diario madrileño El País entre 1999 y 2003 que sigue la línea del anterior “El dardo en la palabra” (1997): en ellos se exponen ejemplos de malos usos que se hace en los medios de comunicación de la lengua castellana, sobre todo en el léxico, y se explica la forma correcta, si bien el autor abre la puerta a los lectores para eldebate. La idea que defiende el autor en esta obra es que hay que esforzarse para que el idioma “mantenga una cierta estabilidad interna”, porque “la finalidad de toda lengua es la de servir de instrumento de comunicación dentro del grupo humano que la habla, constituyendo así el más elemental y a la vez imprescindible factor de cohesión social: el de entenderse”.
Para el autor, el estado de unalengua en un momento de su Historia es el reflejo de la sociedad que existe en este momento. Hoy, Europa y el resto del mundo han asumido como propios valores que les eran ajenos hasta hace poco, y que proceden de la cultura norteamericana, la sociedad dominante sobre todo desde la caída de la URSS. Así, tenemos palabras como precocinado, autoservicio, serial, filme de suspense, hobby, relax… quereflejan en qué tipo de sociedad vivimos –una sociedad basada en el placer y en el consumo”-.
Así, existe un debate entre “ornamento o necesidad” sobre la incorporación a una lengua de palabras o expresiones ajenas a ella que no es reciente. Lázaro Carreter explica que ya en el siglo XVI, el humanista Juan de Valdés y sus coetáneos discutían sobre este asunto. En este caso, Valdés apostaba porincluir palabras como fantasía o entretejer, porque no existían términos en castellano que definiera esas realidades, mientras que otros como Coriolano, lo rechazaban.
Otro fenómeno que el autor considera perjudicial para nuestra lengua es la introducción de neologismos no por necesidad sino porque se haya extendido la sensación de que una palabra ha quedado anticuada, o que parezca fea: porejemplo, se utiliza sujetador por sostén desde mediados del siglo XX. O también cuando con el neologismo se quiere “embellecer” el significado de una palabra: así, se emplea el vocablo trabajador en lugar de obrero para neutralizar las connotaciones de clase baja e incultura que rodean a esta palabra, aunque la Real Academia lo define, en su primera acepción, como un adjetivo que significa “quetrabaja”, sin más.
Otras palabras que se vienen incorporando al castellano son aquellas que sustituyen –o enmascaran- a palabras o expresiones malsonantes: los eufemismos. El académico explica cómo de mear y orinar se ha pasado al galicismo hacer pipí y después a hacer pis (del inglés piss). Y junto a ellas están las expresiones políticamente correctas, que han nacido del lenguaje político y que se han...
tracking img