¿Es africa el continente olvidado?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1507 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Es África el continente olvidado?
¿África para el mundo? una zona desértica con niños de panzas infladas y moscas en la cara, África para el mundo está en las películas, en noticias y en las revistas; África para el mundo son segundos de ¡oh, mi dios que horrible! África para el mundo es decir -¿Cómo poder ayudar?- y seguir la vida normal. Entonces ¿es realmente África un continenteolvidado o eso es lo que nos hacen creer? Colocado como un delicioso pastel en la fiesta de las “potencias”, es cuestionable pensar sobre su olvido. Con presencia extranjera latente desde el siglo XVII, la compleja historia de este continente, revela un mosaico de intereses desgarradores. Aunado a la pérdida de identidad de un pueblo subyugado, pero sobre todo este ennegrecido contexto surge elavivamiento de una sutil esperanza, una África libre…
Cuando nos forman, nos muestran superficialmente la situación del mundo en general, finalmente se ocupa de poco para darse cuenta que “pareciera ser que África no posee aspectos positivos y que incluso tiene un futuro muy gris; a la vez parece que África no tiene un pasado y que su ingreso a la historia comienza en la década de los sesenta con lasdistintas luchas independentistas…”.1 Ciertamente esta aseveración peca de error; al igual que todas las sociedades este continente, contó con un pasado… muy próspero por cierto. La “clase dirigente capitalista” comenzó a trazar una marca indeleble; mientras succionaba toda la riqueza natural y humana, construyó a su beneficio medios para hacer seguro su proceso, entre ellos, la “occidentalización”(en que se empapaba a clase culta africana sobre las ideas occidentales). Este medio constituyó un arma de doble filo, pues “fue este lo que preparó el terreno para los procesos independentistas en África, puesto que la clase occidentalizada (…) no dejó de estar arraigada a las sociedades africanas y dieron inicio a los movimientos independentistas, retomando ideologías europeas de carácternacionalista” 2. Es así como inicia la búsqueda de una “África de ensueño”.
Sería entonces la “democracia” el agua que apagaría las llamas del dominio. Sin embargo, la independencia de los Estados Africanos, no represento la entrada al progreso, “de hecho la lucha por mejores horizontes se volvió más cruenta, ya que a la precaria situación que se vivía en el continente se anexó la malaadministración de los gobiernos que accedieron al poder”3. “La ética de la competencia electoral no está garantizada”4, los dirigentes utilizaron sucias estrategias que aseguraron su confort en el mando. Irónicamente a pesar de toda esta calaña, en África se considera el voto como un derecho normal de los ciudadanos, las libertades entonces son disfrutadas a medias, debido a “una serie restricciones quemenoscaban (…) los logros”5. Ya maleados en sus ideales políticos, los “líderes africanos” no dudaron en lucir sus mejores vestidos en el pomposo desfile ante los inversores. Estas (IFI) imponen el juego de Ajuste Estructural (PAE) que pretendía la autosuficiencia y la “libertad comercial”. “Sin embargo, estos modelos no tuvieron la pujanza suficiente para levantar y dar apoyo al sector agrícola, másbien sus éxitos fueron limitados, llevando a África a entrar a una dinámica de endeudamiento con las grandes potencias y los organismos financieros internacionales” 6. A este acaparamiento a nivel económico se le suma la “omnipresencia” de los organismos internacionales (ONU, UE y la justicia internacional). Viene al caso la pregunta de Arsusté Kokuovi Agbolodi: “¿Pueden democratizarse paísesdominados desde el exterior?”.
Nuevamente se cultiva el sueño de “una segunda independencia”, tejido como un velo que cubre a la economía neoliberal y su fracaso. Este fallo provocó “daños estructurales en las sociedades africanas”7; que sin otra salida aún se encuentran como perritos falderos sumisos a la orden del amo. Siguiendo la metáfora, ¿acaso no sería injusto responsabilizar de todo al...
tracking img