Esc. prep. j. natividad ...

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1068 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESC. PREP. J. NATIVIDAD SANCHEZ

MAESTRO: JOSE MARGARITO MONTANTE

ALUMNO: MARIO ALFONSO MARIN SANTOS

MATERIA: FILOSOFIA

GRADO: 3 SEMESTRE

GRUPO: D

FECHA 22 OCTUBRE 2011

El príncipe
Pues los temas que trata son muy importantes ya que sin esos puntos no puedes llegar a tener el poder o tal vez si por que puede ser por suerte pero si es por suerte no nada más vas a llegar agobernar sin saber que hacer tienes que saber qué hacer y qué no hacer como te lo dicen en la lectura aparte como son beneficiados los soldados mercenarios etc. Entonces todo aquel que quiera el poder sobre la sociedad no le queda más que seguir los ‘’pasos’’ que dan en la lectura o simplemente esperar a que la suerte te escoja pero no es fácil seguirlos y mucho menos tener todo lo que te dice ymucho menos cometer los errores porque si los cometes te arrepentirás de una manera que no podrás perdonártelo
DESARROLLO
Los Estados y dominaciones ejercieron y ejercen una autoridad soberana sobre los hombres, fueron y son principados o repúblicas. Los principados se dividen en hereditarios y nuevos Los hereditarios, provienen de su familia, que por mucho tiempo los poseyó. Los nuevos seadquieren de dos modos: o surgen como tales en un todo, Estos Estados nuevos ofrecen a su vez una subdivisión, porque: o están habituados a vivir bajo un príncipe, o están habituados a ser libres; o el príncipe que los adquirió lo hizo con armas ajenas, o lo hizo con las suyas propias; o se los proporcionó la suerte, o se los proporcionó su valor.
En los Estados hereditarios hay menos dificultad enconservarlos que cuando son nuevos. El príncipe no necesita más que no traspasar el orden seguido por sus mayores Principado mixto, cuyas incertidumbres dimanan de una dificultad, que es conforme con la naturaleza de todos los principados nuevos, y que consiste en que los hombres, aficionados a mudar de señor, con la loca y errada esperanza de mejorar su suerte, se arman contra el que les gobernaba yponen en su puesto a otro, no tardando en convencerse, por la experiencia, de que su condición ha Cuando se adquieren algunos Estados que se diferencian del propio en lengua, costumbres y constitución, las dificultades se acumulan, y es menester mucha sagacidad y particular favor del cielo para conservarlos. Uno de los mejores y más eficaces medios a este propósito será que el príncipe vaya aresidir en ellos, El príncipe que adquiere una provincia, cuyo idioma y cuyas costumbres no son los de su Estado principal, debe hacerse allí también el jefe y el protector de los príncipes vecinos que sean menos poderosos, e ingeniarse para debilitar a los de mayor poderío. Debe, además, hacer de manera que no entre en su nueva provincia un extranjero tan poderoso como él, para evitar que no llamen aese extranjero los que se hallen descontentos de su ambición.
De dos modos son gobernados los principados conocidos. El primero consiste en serlo por su príncipe asistido de otros individuos que, permaneciendo siempre como súbditos humildes al lado suyo, son admitidos, por gracia o por concesión, en clase de servidores, solamente para ayudarle a gobernar. El segundo modo como se gobierna secompone de un príncipe, asistido de barones, que encuentran su puesto en el Estado, no por la gracia o por la concesión del soberano, sino por la antigüedad de su familia. Estos mismos barones poseen Estados y súbditos que los reconocen por señores suyos, y les consagran espontáneamente su afecto. Y, en los primeros de estos Estados en que gobierna el mismo príncipe con algunos ministros esclavos,tiene más autoridad, porque en su provincia no hay nadie que reconozca a otro más que a él por superior y si se obedece a otro, no es por un particular afecto a su persona, sino solamente por ser ministro y empleado del monarca.
Cuando el príncipe quiere conservar aquellos Estados que estaban habituados a vivir con su legislación propia y en régimen de república, es preciso que abrace una de estas...
tracking img