Escalera de dolor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1901 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 11 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A FONDO

“La ‘Escalera analgésica de la OMS’ para el tratamiento del dolor necesita actualizarse”
ás de cinco millones de pacientes lo sufren en nuestro país. Sin embargo, y a pesar de ser uno de los males más habituales entre los españoles, el dolor crónico continúa siendo una de las enfermedades menos reconocidas y tratadas. Se estima que la mala atención que reciben los pacientes hagenerado unos costes económicos superiores a los 13.000 millones de euros anuales, lo que unido a la falta de unidades específicas para su tratamiento así como de formación por parte de los médicos en este sentido pone de manifiesto la necesidad de un replanteamiento urgente por parte de la comunidad médica para lograr una reducción de su impacto negativo tanto en el plano social como en el económico. Deéstas y otras cuestiones habla Carlos de Barutell, presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED) en esta entrevista.

M

Carlos de Barutell
Presidente de la Sociedad Española del Dolor (SED)

al consumo de analgésicos opioides, medicamentos indicados para el tratamiento de los dolores intensos. En este estudio, realizado por la SED en unidades de tratamiento del dolor, el 84% depacientes está tratado con AINE (analgésicos antiinflamatorios no esteroideos) y analgésicos no opioides; el 47% de los casos con opioides menores y sólo el 22% con opioides mayores. En la encuesta “Pain in Europe”, los datos referentes a España dicen que del total de pacientes que tienen dolor crónico, el 83% es tratado por los médicos de medicina general y solamente un 2% en las unidades del dolor, yse emplean AINE y analgésicos no opioides en el 47%, 10% de opiodes menores y en menos del 1% opioides mayores. P. ¿Por qué no se siguen estas recomendaciones?, ¿les falta formación a los médicos en este aspecto? R. Las recomendaciones de la OMS, en realidad eran unas normas que en el año 1982 se divulgaron para el acceso a los medicamentos fundamentales para el tratamiento del dolor oncológicoen los países subdesarrollados. Pero dichas normas —la famosa “Escalera analgésica de la OMS”— se extrapolaron a todo tipo de dolor crónico, lo que fue muy didáctico en aquellos años, pero quizás en el presente sea necesario una actualización. P. ¿Qué habría que cambiar? R. La “Escalera analgésica de la OMS” ha sido referente para tratamiento del dolor crónico durante muchos años, pero en laactualidad creemos que esta desfasada. En primer lugar, el segundo escalón está en entredicho, ya que de todos los medicamentos que incluía, solamente uno, el tramadol, ha quedado en la actualidad como válido en el tratamiento del dolor crónico.

E. Sainz Corada

Pregunta. Según el estudio STEP el 40% de las personas con dolor crónico sigue sufriendo a pesar del tratamiento y, de este porcentaje, enuno de cada tres casos, el tratamiento no se ajusta a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). ¿Qué es lo que se está haciendo mal? Respuesta. Los resultados del estudio STEP demuestran que todavía hay un alto porcentaje de pacientes que sigue sufriendo dolor crónico a pesar del tratamiento; creemos que por una adecuación paulatina a los tratamientos y por la escasautilización de analgésicos opioides. En la primera visita se prescriben fármacos con diferente poder analgésico, intentando buscar los que presentan mejor balance riesgo/beneficio, necesitándose, en muchas ocasiones, varias visitas hasta lograr un ajuste perfecto. Además, en España seguimos en la cola de los países de la UE en cuanto

VOL. 4, Nº5

[ 245 ]

A FONDO

“La falta de sensibilidadpolítica hacia el dolor, y no la carencia de recursos, es el principal problema para la generalización del establecimiento de las unidades de Dolor en los centros hospitalarios. Lo primero que habría que hacer es oficializar las existentes, ya que muchas de ellas no lo están”
van a obtener mejor analgesia con menos efectos indeseables, que los opioides menores. En segundo lugar, se han añadido...
tracking img