Escribir por ejemplo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11396 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RAMÓN LÓPEZ VELARDE
La vida breve
Ramón Modesto López Velarde, nace el 15 de Junio de 1888 en Ciudad García (Jerez, Zacatecas. Algunas características:
Antes de la sangre devota, aunque sin complejidad, esta poesía es ya en lo primordial autobiográfica y de sinceridad pasmosa, si no aportan sentimientos tumultuosos, estos poemas jamás esconden lo sustancial: creencias, amores, caídas morales,procesos de seducción, entusiasmos devocionales, hallazgos de la hermosura entre vitrales y rumor de misas descubrimientos de la virtud entre los hetairas, esas “consabidas náyades arteras”, que en otra dimensión del lenguaje son las prostitutas.
López Velarde antes de ser López Velarde. Desde sus primeros escritos idealiza a fondo la ciudad natal, su recinto de la transparencia.
En 1906publica por primera vez, en 1909 publica en la revista Nosotros el poema “Canonización”, sobre Fuensanta.
“La deuda que nunca le pagaremos a Madero”
En 1910 el poeta conoce al candidato presidencial Francisco I. Madero en San Luis Potosí, se incorpora al movimiento antirreleccionista. El 18 de noviembre de 1911 le escribe a su amigo Eduardo J. Correa y es muy explícito al respecto de su lealtadpolítica.
No estaremos viviendo en una República de ángeles, pero estamos viviendo como hombres y ésta es la deuda que nunca le pagaremos a Madero.
“Sobre tu capital cada hora vuela”
Por vez primera a la ciudad de México, en 1914. Instalado en la capital, insiste sin mayor fortuna en el periodismo político, publica prosas poéticas extraordinarias y algunas crónicas interesantes. En 1916, aparecesu primer libro, La sangre devota.
Se escondía tras la apariencia de un pulido caballero provinciano, orgulloso de su estirpe decente y de su minúscula casa solariega.
En 1915 López Velarde inicia su carrera literaria y colabora en Revistas de Revistas, El Nacional Bisemanal, Vida Moderna, El Universal Ilustrado y México Moderno; en 1917 es codirector de la revista Pegaso junto a dos poetasimportantes, Enrique González Martínez y Efrén Rebolledo.
López Velarde he desistido de la militancia católica y se ha enfrascado en la privada discordia de una fe quebradiza un alma más que se ha perdido en los espejismos de la modernidad.
En 1920, al a derrota de Carranza, López Velarde se dispone a acompañar al gobierno en su fuga a Veracruz.
El 19 de junio, a la una y veinte minutos de lamadrugada, cuatro días después de cumplir 33 años, muere Ramón López Velarde, de neumonía y pleuresía, en su departamento de Avenida Jalisco 71, hoy Álvaro Obregón. Según el testimonio de su amigo Jesús B. González éstas son sus últimas palabras: “Ven madre mía y llora en mis manos, que quiero llevarme tus lágrimas”. Lo confiesa y le administra los santos óleos el sacerdote Pascual Díaz, que seráarzobispo primado de México.
En junio de 1921, la revista El Maestro publica La suave Patria. El gobierno paga los funerales. A iniciativa de Juan de Dios Bojórquez, Jesús B. González y Pedro de Alba, la Cámara de Diputados declara tres días de luto en homenaje al poeta. Se le vela en la Paraninfo Universitario y se le entierra en el Panteón Francés de La Piedad, con la presencia del secretario deEducación Pública José Vasconcelos.
Las metamorfosis del origen
En Tesis sobre la historia (1939-1940), Walter Benjamin señala: “La imagen verdadera del pasado pasa de largo velozmente. El pasado sólo es atrapado como la imagen que refulge, para nunca más volver, en el instante en que se vuelve reconocible… Porque la imagen verdadera del pasado es una imagen que amenaza con desaparecer con todopresente que no se reconozca aludido en ella”.
Estas “personalidades interesantes” son eruditos asombrosos, lectores de primer orden, conocedores de lenguas clásicas, propietarios de bibliotecas insólitas aun para los criterios de la capital, y algunos de ellos son poetas y prosistas de finura considerable.
El atavismo y la de bautismo
Alfredo R. Placencia (1873-1930) y Francisco González...
tracking img