Escritores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2357 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
José Maria de Eça de Queirós:
José Maria de Eça de Queirós nació en Póvoa de Varzim el 25 de noviembre de 1845, hijo natural del magistrado José Maria de Almeida Teixeira de Queirós y de Carolina Augusta Pereira de Eça. Fue inscrito en el registro como hijo de madre desconocida, y bautizado en la localidad de Vila do Conde.[]
Con dieciséis años, en 1861, inició sus estudios de derecho en laUniversidad de Coímbra, donde trabó amistad con Antero de Quental y Teófilo Braga. Se licenció en 1866.[1] Durante el último curso, se estrenó como escritor publicando una serie de diez artículos, con el título general de "Notas marginales", en el diario Gazeta de Portugal.
En 1866, concluidos sus estudios universitarios, se instaló en Lisboa, en casa de sus padres, y al año siguiente abriódespacho de abogado en la capital portuguesa. Continuó colaborando con el diario Gazeta de Portugal.[]
De regreso en Lisboa, en 1870, publicó una serie de artículos sobre su viaje, con el título de "De Port-Said a Suez", en el periódico lisboeta Diário de Notícias.[] Ese mismo año se publicó, también con formato de folletín periodístico, su primera novela, escrita en colaboración con Ramalho Ortigão, Elmisterio de la carretera de Sintra. Se trata de un relato de misterio, cercano a la novela policiaca,[2] que apareció entre julio y septiembre, también en el Diário de Notícias. También en 1870, Queirós fue nombrado administrador municipal en Leiria, y en septiembre se examinó para el puesto de cónsul de primera clase, obteniendo el número uno.[1] En 1871 participó en las llamadas Conferenciasdel Casino. Su conferencia se tituló "La nueva literatura", con el subtítulo "El realismo como nueva expresión de arte".
En 1872 su carrera diplomática lo llevó a La Habana. Desde entonces viviría alejado de su país natal, al que sólo regresaría durante periodos breves de tiempo. Residió en Cuba dos años, durante los cuales aprovechó también para viajar por Estados Unidos y América Central. Noobstante, prosiguió sus colaboraciones con diarios portugueses, y en 1874 apareció en el Diário de Notícias su relato breve "Singularidades de Uma Rapariga Loura".[]
Fue destinado a Inglaterra, al consulado de Newcastle-upon-Tyne, en 1874. Allí redactó su tercera novela, El primo Basilio, que concluyó en 1875. Durante su estancia en Newcastle, remitió regularmente al diario de Oporto A Actualidade.[]En 1878 fue transferido a Bristol. Trabajaba por entonces en la novela La capital. José Maria Eça de Queirós murió en 1900 en París.
“LA NODRIZA”

Había una vez un rey joven y valiente, señor de un reino abundante en ciudades y campos de labranza, que partió a pelear a tierras lejanas, dejando tras de sí una reina que lo lloraba amargamente y un hijo que, desde su cuna, lo lloraba amargamentetambién. La noche lo vio marcharse llevado por sus sueños de conquista y de fama. Cuatro semanas después uno de sus hombres de confianza apareció trayendo la noticia de una batalla perdida y de la muerte del rey. La reina lo lloró durante noches enteras. Pero su llanto, claro está, no le hizo olvidarse de las cosas prácticas de la vida, como por ejemplo, que el rey tenía un hermano, que estehermano era codicioso, y que lucharía con uñas y dientes para arrebatarle el reino. Y así fue, en efecto. Tan pronto como el hermano supo de la muerte del rey formó un ejército numeroso en las montañas, donde vivía, y se dirigió a la ciudad real para sitiarla y ponerla a sus pies. Cuando la reina supo que su cuñado venía a quitarle el trono para ocuparlo él, mandó asegurar las puertas de la ciudad confuertes cadenas. Pero los mejores hombres habían partido con el rey y habían muerto en la batalla al lado de su señor. Y ahora, dime, ¿qué podría hacer la reina con un ejército de mujeres y niños, de ancianos y enfermos, de lisiados y tuertos? Tanta era su desesperación al oír a lo lejos los cascos de los caballos enemigos, que lo único que se sentía con fuerzas de hacer era ir a la cuna del...
tracking img