Escritos postumos de sartre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (941 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los escritos póstumos de J 1? Sartre (1)
CELIA AMORÓS

(Universidad Complutense)

Significado y ubicación de los escritos póstumos en la obra sartreana En su entrevista a Sartre de 1975,titulada «Autorretrato a los setenta años»’, Michel Contat le plantea su extrañeza ante el hecho de que el filosófo rechazara la propuesta que él y Rybalka le hicieron de publicar en un volumen sus textosfilosóficos inéditos: Psyché2. la Morale de 1947-1949 y los capítulos inéditos de La Critique de la Raison Dialectique. La respuesta de Sartre fue: «No, los podrán publicar cuando me muera». Desde elpunto de vista de los lectores, como lo observa Contat, sería indiferente que se publicaran en vida de Sartre o después de su muerte. Para Sartre, sin embargo, la muerte da una significación distinta ala parte de una obra que, como en el caso de los escritos a que nos hemos referido, está inacabada. Una vez él haya muerto,sus escritos inéditos «serán más interesantes, en la medida en querepresentarán lo que, en un momento dado, quise hacer y renuncié a terminar, y eso es definitivo. En tanto que, mientras estoy vivo —salvo que esté chocho y ya no pueda hacer nada de nada—, queda la posibilidadde que los tome de nuevo o de que diga algunas palabras sobre lo que quería hacer con ellos. Publicados después de mi muerte, esos textos siguen siendo inconclusos, tales como son, oscuros, porqueallí formulo ideas que no están totalmente desarrolladas. Corresponderá al !ector intepretar a dónde podrían haberme llevado. Mientras vivo, por el contrario, está la posibilidad de que yo mismo vuelvaa tomar esas ideas para llevarlas en otra dirección». Sólo la muerte, pues, da la sanción esencializadora hasta a lo inacabado, sólo ella lo puede consagrar como definitivo en su carácter mismo deinconclusión, como habiendo sido irremediablemente inacabado, «tel qu’en lui m6me l’éternité le change», según reza el verso de Mallarmé, tan caro a Sartre. Pero mientras eso no ocurra, él no quiere...
tracking img