Escritura creativa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1458 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escritura Creativa

De acuerdo con mi historia familiar, la diáspora me ha tocado de cerca. La lectura de Efraín Barradas caracteriza de cierto modo la historia de algunos miembros de mi familia. Les contaré dos anécdotas personales. Cuando aún yo no había nacido, mi abuela paterna se fue a los Estados Unidos con uno de mis tíos (Jesús). Esto ocurrió ya hace muchos años. Mi abuela murió ymi tío se quedó viviendo allá. Actualmente tiene un empleo de técnico de computadoras, un apartamento en Nueva York, en fin, toda una vida. En ocasiones viene a Puerto Rico y aunque ha estado viviendo toda su vida allá habla español. Cabe mencionar que no lo habla a la perfección y cualquiera que lo escucha sabe que es puertorriqueño por su acento estadounidense. Durante sus visitas a PuertoRico no puede dejar de ir a la playa y comer sus platos favoritos, especialmente el mofongo. En el poema Nuyorican School of Poetry vemos este fenómeno identificado en el momento que dice “Looking for happy endings we came over – extended familias with secrets named sofrito y salsa”. Mi tío aprecia mucho lo típico de su isla y siempre menciona que nunca cambiaría las cosas hermosas de su tierrapor nada.

Otra anécdota familiar que les podría contar es acerca de mi prima Janet, su esposo, y sus hijas. Hace 7 años ella se mudo con su esposo y sus dos hijas al estado de Las Vejas en Estados Unidos. El propósito de su mudanza, como el de muchos otros, fue el de mejorar su calidad de vida con un mejor empleo fuera de Puerto Rico. Las cosas al principio no les resultaron como ellosesperaban. Tenían problemas para conseguir trabajo. Ellos trabajaron durante varios años en empleos de medio tiempo en lo que apareciera. Además, tenían problemas con el cuido de sus hijas ya que aún no contaban con la edad suficiente para ingresar a una escuela. Al verse tan inhabilitados en su horario pensaron que en Puerto Rico hubiesen estado mejor, pero aún así no se dieron por vencidos ysiguieron luchando por sus sueños. Gracias a sus esfuerzos, actualmente tienen un empleo al cual se prepararon. Hace cuatro meses ella vino de visita con sus hijas, las cuales nacieron en Puerto Rico. Mi prima habla muy bien tanto el español como el inglés. Lamentablemente no puedo decir lo mismo de sus hijas que apenas entienden español y lo hablan solo un poco. Esto no significa que no sonpuertorriqueñas, solo que para ellas su lengua principal mutó; ahora es el inglés.

Efraín, en su lectura, nos comunica, entre otras cosas, que hay tres posiciones relacionadas a la polémica que existe entre las diferencias de lenguas y culturas. De ellas hay dos que caracterizan a mi familia. La primera de éstas dice así “El lenguaje español es la base de la identidad culturalpuertorriqueña y, por ello, es el criterio central o, mejor, único para definir la puertorriqueñidad literaria”. La segunda “Implica también una especie de tergiversación de la realidad social y cultural de los boricuas en los Estados Unidos, ya que se presupone una homogeneidad cultural entre ellos; plantea en otras palabras que todos los boricuas que viven en los Estados Unidos comparten una mismacultura y un mismo nivel de transculturación que los hace ya distintos a los puertorriqueños insulares.” “Esta posición conscientemente ignora que la emigración de puertorriqueños a los Estados Unidos y su regreso a la Isla son constantes y, por ello, impiden una total homogeneidad cultural entre los boricuas exiliados de acá a la vez que dificulta el proceso de transculturación”. Estas dos posicionesafirman lo que antes había comentado sobre la lengua principal de mis primas y el gran aprecio de mi tío hacia la cultura de su país. Algunas personas piensan de esta manera, y tal vez tengan razones de peso para ello, pero pienso que deberían estar en esta posición para que así experimenten lo que sienten los migrantes, que tanto son juzgados. Igualmente en la película “La guagua aérea”...
tracking img