Escritura terapéutica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3321 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La escritura terapéutica.
Propuesta elaborada a partir de la lectura del libro de
CHEMAMA, R Depresión, la gran neurosis contemporánea. Ediciones Nueva Visión. Buenos Aires.

Estimado amigo:
Usted asegura que “en la depresión, allí donde hay una historia, no hay sujeto, allí donde hay un sujeto, no hay historia” (Chemama, 2007:24) e insiste cuando presenta al deprimido como un sujetodetenido, que retrocede ante la “posibilidad misma de la palabra” pues “no tiene el valor de creer en ella” (Chemama, 2007:63).
Entonces me preguntaba si crear una historia, si apropiarse y recuperar la propia historia no puede ser un camino hacia la cura, hacia la superación del dolor. Por eso intenté reencontrarme con el valor que la palabra ha tenido en mis situaciones de dolor y en la de tantoscon los que comparto la vida.
Buscando relaciones entre la Historia, el sufrimiento y la palabra encontré a Dudy Bleger, quien propone abordar el trauma ("Acontecimiento de la vida del sujeto caracterizado por su intensidad, la incapacidad del sujeto de responder a él adecuadamente y el trastorno y los efectos patógenos duraderos que provoca en la organización psíquica" Laplanche y Pontalis,1974:447) a través de la historización; “pero la historización no tiene una significación única”. Es por eso que “no tiene otra opción más que apelar al fin de cuentas a una construcción.” [1]
Gallo Acosta[2], recuerda a Lacan: “no hay que confundir la historia en que se inscribe el sujeto inconsciente, con su memoria, palabra (…). Por el contrario, habida cuenta del punto al que hemos llegado,importa distinguir muy claramente entre memoria, rememoración, del orden, esta última de la historia”. A partir de ello, Gallo, señala que “la rememorización, es la historización fundamental” (…) “la historia y el inconsciente se reconstruyen”. La rememoración simbolizante se realizaría remitiendo a una historia y reelaborándola, de modo de investir el presente y proyectar un futuro.
No puedo negarlos hechos: la persona afectada de depresión se presenta como un sujeto en el cual la capacidad de creación y producción parecen disminuidas, y a veces anuladas (poco a poco pierde la expresión de su cara, sus gestos, la palabra, e incluso la voz se transforma). Su palabra es repetitiva, las frases parecen “apagarse” y detenerse.
“Si el estado no depresivo es la capacidad de concatenar, eldepresivo – por el contrario – orillado en su dolor ya no concatena y, en consecuencia, no actúa ni habla” (Kristeva, 1997:34). Pero sigue atravesado por el lenguaje, por eso me resulta imposible no traer a nuestro encuentro a dos “defensores” de la palabra, el lenguaje.
El psicoanálisis postuló la “talking cure” (o cura por la palabra). Freud encontró en ella, en el discurso de sus pacientes, lo quellamó “realidad psíquica” y gracias a su escucha señaló los efectos que la misma tiene sobre el sujeto.
Lacan releyó estas cuestiones ubicando al lenguaje en el centro de la escena, fundamenta la naturaleza del inconciente en tanto “estructurado como un lenguaje” (Lacan, 2003:240). Y si el inconsciente es formador de síntomas, éste: “se resuelve por entero en un análisis del lenguaje (…) porque eslenguaje cuya palabra debe ser librada” (Lacan, 2003: 240). Es por vía de la palabra, que en ese encuentro entre dos, la estructura del lenguaje opera sobre la verdad apresada ya sea en el núcleo de un síntoma, en el chiste o en el sueño; pero que en tanto estructura lingüística está organizada por leyes (metáfora y metonimia) que determinan su formación y surgimiento.
Si el campo delinconciente es el lenguaje, nuestras acciones no quedan fuera de él, nuestro espíritu se constituye ahí. “El inconciente no deja ninguna de nuestras acciones fuera de su campo”[3]
“La cura psicoanalítica se basa entonces en la premisa de que la palabra es el vehículo primordial para bordear la verdad”[4].
En “La Instancia de la letra en el inconsciente o la razón desde Freud”, Lacan plantea que la...
tracking img