Escuela de fráncfort

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2980 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escuela de Fráncfort

La escuela de Fráncfort se constituye, en el periodo de entreguerras, en dicha ciudad Alemana. Con la subida al poder, en 1933, del nazismo se inicia el exilio de sus miembros dada la ideología marxista del centro y del origen judío de sus promotores. Algunos pudieron acceder al exilio en los Estados Unidos: Herbert Marcase, Max Horkheimer, Theodor W. Adorno, entre otros .Allí realizaron una serie de estudios y generaron una polémica con la perspectiva funcionalista (Saperas, 1992 a : 215 -222). Esta polémica era inevitable porque los postulados de la Escuela de Fráncfort eran muy distintos a los del funcionalismo y sus métodos poco equiparables al empirismo que dominaba la Mass Communication Research.
De hecho, como señala Saperas (1998: 130), . Sin embargo, elpropio Saperas (1998: 131-132) apunta que la metodología de la Escuela de Fráncfort estaría dentro de la inducción analítica, que tiene las siguientes características:

a) Al observar un hecho social se propone a una primera definición de fenómeno observado.
b) Se plantean una o varias hipótesis que se consideran que permiten comprender el fenómeno social. Para ello se puede utilizar la empatíaauto reflexiva, datos empíricos, entrevistas en profundidad, etc.
c) Se analiza un caso concreto del fenómeno social.
d) Si la hipótesis es incorrecta, se modifica y se reinicia el análisis.
e) Si la hipótesis se nos muestra correcta, se estudian otros casos. Si en estos otros casos no se produce la refutación de la hipótesis, se procederá a una evaluación comprensiva del fenómeno analizado.Como apunta Saperas (1998: 132) este método deberá producir un discurso comprensivo y crítico, que es el propio de la Escuela de Fráncfort.
El objetivo de estudio de la Escuela de Fráncfort era la sociedad industrial avanzada y la industria de la cultura que en ella se había generado. Las fuentes de las que partía eran, fundamentalmente, el marxismo y el psicoanálisis. Así, se les ha puesto laetiqueta de freudomarxismo. Además, siguiendo a Marx consideraban que los filósofos no sólo deben describir verdades, sino que deben ayudar a cambiar el mundo.
Para la Escuela de Fráncfort la filosofía y el sentido común, que supone una inmediatez gnoseológica, resultan ser conceptos antagónicos. La inmediatez de la conciencia se atiene a los datos percibidos, a los sentidos, pero no trasciendela relación que en la realidad existe entre la realidad y la racionalidad. Hay que ir a la esencia de las cosas y no quedarse simplemente en la superficie aparte. La humanidad no puede entenderse y ser interpretada por la mera subjetividad. Como puede apreciarse en esto tampoco coincidirán con la perspectiva interpretativa, que ya hemos explicado. El racionalismo está en la base del pensamiento dela Escuela de Fráncfort. De hecho, tienen una gran fe en la razón y en la posibilidad de una sociedad racional. Por eso son muy críticos con la irracionalidad existente en la sociedad nazi, en primer lugar, y en la sociedad industrial avanzada, a continuación.
En relación con los medios de comunicación la Escuela de Fráncfort pasó de la utopía al desencanto. Inicialmente se planteó elpotencialidad revolucionario de los nuevos medios de comunicación. El cine podía ser el instrumento perfecto para permitir la participación de las masas en los procesos culturales. La radio se habría de convertir en el medio de información por excelencia. Sus características tecnológicas le permitían llevar todos los acontecimientos históricos a todas las casas. La fotografía también podía ser uninstrumento revolucionario al acercar la realidad histórica a la realidad cotidiana de cada receptor. Cualquiera podía simplemente con una cámara dejar constancia de las contradicciones del capitalismo y de las injusticias sociales. De hecho, se partía de una idea un tanto utópica. Utopía que donde mejor se refleja es la narración que hace de epílogo al libro de Vásquez Montalbán (1979: 91-149) La...
tracking img