Esecula

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1424 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Las mujeres que juegan al fútbol son feas, marimachos, hombronas, toscas, grandes, tienen piernas de hombre, etc., etc.” ¿Cuántas veces hemos escuchado esto? , podría decir que tantas que ya hemos construido una imagen mental del físico de la mujer futbolista, un estereotipo relacionado a la supuesta homosexualidad de las futbolistas bastante arcaico, tosco y sin fundamento real….bueno, comopasa con la mayoría de los estereotipos. Nace claramente por el hecho de considerar que el fútbol es una práctica que históricamente ha estado relacionada a los hombres, por tanto no tiene nada de femenino. Esto es casi tan ridículo como afirmar hoy día que el hombre que cocina bien es gay..en fin..para desmitificar estas construcciones absurdas hay que ir a la historia del juego.
El primer partidooficial del fútbol femenino, tal y como lo conocemos hoy día en occidente, se celebró en Glasgow, Escocia, el año 1892, pero la participación de la mujer en la evolución del fútbol viene de muchos años atrás. En la China de la Dinastía Han, se tiene registros de la activa participación de las mujeres en una variante antigua del fútbol llamada Tsu Chu. Además de esto, existe información y registrosde que en la edad media, las mujeres jugaban juegos de pelota con los pies en Francia y Escocia principalmente. Si nuestra intención fuera seguir investigando el tema, seguramente encontraríamos que más de un aporte al fútbol moderno, se debe a una mujer.
A pesar de la evidencia histórica, los cambios sociales condujeron a que las mujeres se vieran recluidas por muchos años a los ámbitosdomésticos. Es así como el primer equipo de fútbol femenino fue fundado por una activista y defensora de los derechos de la mujer en el año 1894. Así, la famosa Nettie Honeyball, con un apellido muy “ad hoc”, funda el primer equipo de fútbol femenino, llamado “British Ladies Football Club”. Desde este episodio, el fútbol femenino se vio ligado a los movimientos feministas, quienes han cargado desde susinicios, con un estereotipo de “mujer masculina”, por lo que el fútbol femenino tuvo esta evolución en el imaginario social.
Desde estos hechos, hasta el mundial de fútbol femenino celebrado en Alemania hace pocos meses atrás, “ha corrido mucha agua bajo el puente”. La FIFA sólo reconoció al fútbol femenino en el año 1991 con la celebración del mundial en EEUU, pero dos décadas antes ya se habíancelebrado dos mundiales con bastante éxito. Con respecto a esto último, más que apoyo, el fútbol femenino fue víctima de boicot, llegando a jugarse partidos importantes en canchas de rugby y otros similares…aún así, las mujeres supieron demostrar que eran excelentes deportistas y que el fútbol no era un deporte sólo para hombres.
Si se logró que la FIFA, luego de décadas y décadas, reconocierael fútbol femenino como deporte oficial, ¿Por qué no se iba a derrotar el estereotipo de “la mujer masculina” que juega al fútbol?. Esto está ocurriendo desde hace muy poco tiempo, y son las mismas futbolistas quienes se han encargado de romper con una construcción imaginaria absurda y sin sentido.
Jugar al fútbol no es femenino ni masculino, es un deporte en que ambos sexos, tienen mucho que aportary decir a su manera.
El 26 de junio se inauguró la Copa Mundial FIFA de mujeres en Alemania. Uno de los objetivos de esta copa ha sido promover el deporte y lograr que se convierta en una actividad “prime time”, sobre todo en América Latina y Europa donde el futbol es cosa de hombres. Me sorprendió escuchar cuando comenzaba la Copa, en una mesa de amigos que “qué valientes mujeres que juegan esejuego tan rudo” y otro con sarcasmo me dijo “las mexicanas entrenarán en Heidelberg, por qué no vas a verlas, nomás que aguas ¿eh?” Ah, el estereotipo. Obvio, si juegas futbol has de ser muy macho, y si eres macho y resultas ser del sexo femenino necesariamente eres lesbiana, y si eres lesbiana necesariamente te gustan todas las mujeres: todas.
Mientras reviso este texto, Genaro Lozano...
tracking img