Esencia de la educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2610 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 9 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La esencia de la educación
Á N G E L GONZÁLEZ ALVAREZ Universidad de Murcia

Nos hacemos aquí cuestión filosófica de la esencia de la educación como ser particular. Mas, porque la esencia aparece como un elemento del ente y antes se ofrece al entendimiento el "todo" que la "parte", comenzamos por una consideración de la entidad educación para después penetrar en la esencia correspondiente. Conla educación realizada o realizándose sólo nos encontramos cuando investigamos en la esfera humana. El ser de la educación hállase radicado en el ser del hombre. Ello nos advierte ya del desmedrado carácter de su entidad. La educación no es una realidad substancial sino algo que se inscribe en el dominio de los accidentes. Trátase de un ser accidental que reside en el ser substancial del hombrecomo en su sujeto de inhesión. La educación, pues, para tener realidad exige el hombre como sujeto en el cual incida. Por lo mismo lo exige también su concepción. Dicho de otra manera: porque el ser accidental de la educación sólo puede quedar constitviído al incidir en el sujeto hombre, sólo por referencia al hombre puede la educación ser concebida. La educación, como cualquier otro accidenterespecto de su substancia, no tiene un ser real por sí, esto es independiente o absuelto del sujeto hombre. El hombre, empero, puede existir sin que en él haya incidido ni incida la educación y puede ser concebido como existiendo por sí sin referencia alguna a semejante accidente. Más claro: cuando se trate de definir la educación apelaremos al hombre como ingrediente esencial; mas no será necesarioapelar a la educación para definir al hombre. El hombre, cuando a él adviene la educación, es ya un ente completo subsistente y consistente en su ser. Por tanto, la educación en modo alguno puede decirse causa, por su incidencia en el hombre y su conjunción con él, del ser del hombre educado. Más todavía: con
1809

Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Mendoza, Argentina, marzo-abril1949, tomo 3

1810

ANCEL GONZÁLEZ ALTABEZ

la educación y el hombre no se constituye un nuevo ser ni de su conjunción puede resultar ninguna naturaleza. Se ciunple aquí la ley general que rige la compositividad del accidente y el sujeto. Todo lo cual nos está advirtiendo claramente que no podremos, al hablar del ser particular de la educación, referirnos a una tercera realidad quetrascienda del orden accidental concretado en el sujeto hombre. El conocimiento de la entidad de un ser particular exige una respuesta efectiva y exacta a esta doble cuestión: 1) ¿existe?; 2) ¿qué es? A la primera pregunta se responderá —tras la inquisición necesaria— afirmando o negando la existencia; a la segunda diciendo lo que es, expresando su esencia. Las dos preguntas son irreductibles entre sí.Las dos respuestas deberán serlo igualmente y, por lo mismo, no podrán intercambiarse. Lo cual no es obstáculo para que afirmemos que tanto las preguntas como las respuestas son solidarias. Y es que aquéllas son llevadas sobre el ser particular en su integridad y éstas diseñan la totalidad del ser por el que se pregunta. Si el ser en cuestión existe, la existencia cruza, penetra y abarca su íntegrarealidad sin que haya la más minúscula porción sustraída a la existencialidad. Lo mismo debe decirse de su esencia, pues aunque enuncie un modo de ser relativo que enmarque el ser particular en límites precisos y determinados distinguiéndolo de otra muchedumbre de seres, se refiere a toda su realidad, que consiste precisamente en ser esto, es decir todo y sólo aquello que la afirmación deesencialidad expresa. Conviene reparar ahora que no se lleva problema filosófico sobre la determinación esencial de un ser cualquiera si su existencia nos es enteramente desconocida. Lo cual nos descubre esta verdad: la cuestión existencial goza de prioridad sobre la cuestión esencial. Puede, sin embargo, acontecer que la existencia nos sea dada mostrándosenos con la evidencia de los hechos y en tal...
tracking img