España, mitos y leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1515 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESPAÑA
MITOS
Musgosu
El Musgosu es un personaje de la mitología cántabra y asturiana. Hombre bondadoso y compasivo solo vive para hacer el bien en los montes de Asturias y Cantabria. Se le ve caminado lentamente por las brañas, vestido con su zamarra de musgo seco, sombrero de hojas y escarpines de piel de lobo. De su zurrón saca una flauta de una extraña madera con la que toca dulces ytristes melodías que ayudan a guiar a los pastores perdidos y les apremia a refugiar su rebaño ante la llegada de las tormentas. Al caer el sol silba desde lo alto de las cumbres si algún peligro se cierne sobre ellos por la noche. Otras veces les alerta mediante ruidos característicos como el desgajar de una quima o el de una piedra al rodar monte abajo.
De aire cansado pero infatigable, alto, deaspecto enjuto, con pequeños ojos hundidos y con barba, el Musgosu es respetado por los asturianos porque les ayuda a reconstruir las cabañas de los vaqueros derribadas por los temporales en invierno y a limpiar las fuentes para que pueda abrevar el ganado durante el verano. Solo se le ve de lejos, caminando por las empinadas veredas que suben a las brañas, y nadie ha oído nunca su voz.
Los MourosLos Mouros o Moros son una raza de seres mágicos que vivían en Asturias desde el principio de los tiempos, por una razón desconocida se vieron obligados a vivir debajo de la tierra, ejerciendo el oficio de la minería, la metalurgia, la orfebrería o simplemente jugando a los bolos. Son los constructores de los dólmenes y de los castros, debido a su forma de vida tienen grandes tesoros que sonprotegidos por Cuélebres o por hechizos. Rara vez salen al exterior a no ser para recoger comida, y solo salen al anochecer o por la noche o en días muy señalados como la noche de San Juan. No se suelen mezclar con los humanos, a no ser en encuentros casuales.
Hombre de las narices
El hombre de las narices parece ser una degeneración de un personaje mítico que simbolizaba el transcurso del año.Tradicionalmente, los adultos suelen explicar a los niños que el último día del año sale el hombre de las narices y ellos suelen imaginar un personaje estrafalario con 365 narices en la cara, sin pensar que el 31 de diciembre ya sólo le queda una. Para completar la broma, se solía decir que recién se le había visto pasar por alguna calle cercana, con la intención de que corriesen a ver si podíanencontrarlo. También había quien decía verlo reflejado en las canaletas del agua y así se lo indicaban a los pequeños. Actualmente, en algunas ciudades o pueblos se organiza un pasacalle con un cabezudo representando al hombre de las narices.
En los pueblos más pequeños, se decía que aparecía en la iglesia para beberse la pila de agua bendita.
En Barcelona era tradición encontrarlo a las 12 en puntodel 31 de diciembre en la plaza del Palau, delante de la Llotja, sobre una tarima para que todos pudiesen verlo cubrirse con unas cuantas docenas de sábanas las 365 narices que se suponía que tiene por todo el cuerpo, ya que no le caben en la cara.
LEYENDAS
La Campana “Susana”
En el año 1810, Gerona, a pesar de su heroica resistencia, había caído en manos de los franceses. La mayor parte de laguarnición que quedó vigilando a la población civil, se sentía muy insegura. Los gerundenses no permitían que les fuera fácil la vida y hacían todo lo posible por zafarse del invasor, acosándoles de mil maneras.
Una noche, los ánimos estaban particularmente encendidos en el cuartel de los franceses, a causa de una escaramuza de los catalanes que les había causado grandes pérdidas. Unos cuantos deentre ellos, decidieron que estaría bien dar un escarmiento a la población, saliendo esa misma noche, con todo sigilo y penetrando en las casas, matar a cuantas personas pudieran sin reparar en su condición. Seguramente, esa acción enseñaría a los gerundenses quién estaba al mando en su ciudad y les quitaría las ganas de seguir combatiendo.
Y tal como lo habían pensado, cogieron sus armas y...
tracking img