Español

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1018 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En la playa
Sentado en la orilla mirando el mar,
levante la vista para mirar mas alla,
pensando en la brisa que derrama libertad,
vi a un angel
con mas belleza que el propio mar,
no pude dejar de mirarte
y aunque lo intente no paraba de mirar,
porque alli en la playa
no entendia como me pudiste hechizar,
es el hechizo de tu gracia
y tu arte al andar,
tus ojitos me mirarony no me hizo falta alas para volar,
no me atrevi a dirigirte palabra alguna
por eso lo mande a el,
no me digas cobarde
es que tu carita me dejo fuera de combate,
ay chiquilla yo ya no creo en el destino
porque me hicieron duro los amores que yo he tenio,
pero ahora que te conozco
aunque la distancia es el enemigo,
se que hay personas
que por algo se cruzan en mi camino,
ayque tus palabras en la pantalla
son mi delirio,
el no verte nunca para mi seria un castigo,
dejame descubrir que hay detras de tu alma,
deja que este gaditano sea en lo que pienses
cuando llegue la mañana,
no pido amor,es mu pronto y no nos conocemos,
pero te digo que para eso hay un facil remedio,
dejame conocerte,descubre tu mis grandes secretos,
amigos para siempre,y porsiempre buenos amigos seremos,
ay sevillana,que soñe con darte un beso,
desde aquel dia en la playa,
jamas he dejado de creer en el cielo

Los heraldos negros
Hay golpes en la vida, tan fuertes… Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma… Yo no sé!
En esta primera estrofa, Vallejo nos habla de las grandes desgracias de lavida. Aquellas tragedias que sólo podrían explicarse como el resultado del odio de Dios. Vallejo no se refiere a las cachetadas que día a día nos brinda la suerte, pues la mención de Dios indica que estos golpes bajos que menciona el poeta parecen más el producto de toda una confabulación del tiempo y espacio en contra de nosotros, algo más organizado y malévolo como el Holocausto Nazi. Son tanfuertes que logran doblegar hasta el más “macho”, a aquél que está acostumbrado a recibir golpes duros soportándolos con estoicismo y perseverancia. Pero estos golpes son tan contundentes que son capaces de pulverizar todo ese estoicismo logrando que la “resaca de todo lo sufrido” se “empoce en el alma” de una vez por todas. “Yo no sé!” dice Vallejo, indicando que estos golpes ocurren con tan pocafrecuencia, que nadie, ni el que escribe, puede explicarlos a cabalidad.
Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.
En esta segunda estrofa, Vallejo nos confirma que estos golpes son pocos. Pocos pero cruciales. Ante ellos, hasta el rostro más fiero setuerce, hasta el lomo más fuerte se hunde. En consecuencia, no hay nada que podamos hacer para preparanos, pues son tragedias tan escasas y devastadoras, que no podríamos soportarlas jamás: nos destruirán aunque sea temporalmente. Vallejo las compara con potros indomables, o como mensajeros enviados por la Muerte. Esto señala que en todos estos golpes sentimos que perdemos la vida. Aunque tambiénimplica que estos golpes no nos causan la muerte. Por lo tanto, son golpes emocionales más que físicos. La muerte de la esposa, de un hijo, la pérdida de la vista por una bala perdida, por ejemplo. El Chele Torrez recibió un golpe de estos cuando el Faro publicó esas llamadas.
Son las caídas hondas de los Cristos del alma
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos sonlas crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.
En el tercer párrafo, Vallejo también nos sorprende al aclararnos que estas tragedias son injustas y que no son consecuencia de malas acciones, aunque talvez sí del descuido y del exceso de optimismo. Hasta los Cristos del alma sufren estas hondas caídas. El Destino, simplemente se burla de su santidad. El poeta también nos...
tracking img