Español

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (811 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 31 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al que ingrato me deja, busco amante...
       
Al que ingrato me deja, busco amante; 
al que amante me sigue, dejo ingrato; 
constante adoro a quien mi amor maltrata;               
maltrato aquien mi amor busca constante.
Al que trato de amor, hallo diamante, 
y soy diamante al que de amor me trata; 
triunfante quiero ver al que me mata,               
y mato al que me quiere vertriunfante.              
Si a éste pago, padece mi deseo;             
si ruego a aquél, mi pundonor enojo: 
de entrambos modos infeliz me veo.                            
Pero yo, por mejor partido,escojo 
de quien no quiero, ser violento empleo, 
que, de quien no me quiere, vil despojo.

MI PRIMER AMOR

Tenía yo trece años.
Ella era encantadora.
iQué digo encantadora! Era una de lasmujeres mis bonitas de París.
Pero de eso yo no me daba cuenta. Yo la encontraba bonita—ocurría que lo era extremadamente. Esto no era mis que una coincidencia. . .
. . . Tenía una sonrisa adorable yojos acariciadores. Y voy a preguntarme, por qué la he amado?

... Soñaba con ella.
¿Decírselo?
Antes la muerte.
¿Entonces?
Probárselo.
Hacer economías durante toda la semana y cometer unalocura el domingo siguiente. Hice estas economías y cometí esta locura. Ocho francos: un enorme ramo de violetas. ¡Era magnifico! Era el más bello ramo de violetas que se haya visto nunca. Me hacían faltalas dos manos para llevarlo.
Mi plan: llegar a su casa a las dos y solicitar verla.
La cosa no fue fácil.         Estaba ocupada. Insistí. La camarera me condujo al gabinete.
Se estaba peinandopara salir. Entre con el corazón en un brinco.

-¡Hola Pequeño! Para que quieres verme?
No se había vuelto aún. No había visto todavía el ramo; no podía comprender.
— Para esto, señora.
Y le tendímis ocho francos de violetas.
- ¡OH, que bonitas!
Me pareció que la partida estaba ganada. Me había aproximado a ella, temblando. Cogió entre sus manos mi ramo como se coge la cabeza de un niño y...
tracking img