Español

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
situación de Elvira con la figura de Inés en Los Amantes de Teruel de Hartzenbusch, que también afronta la difícil situation de no casarse con el hombre que ama, sino con Don Rodrigo, aunque en este caso con consecuencias religiosas explícitas ya que Inés se ve obligada a rechazar las plegarias de su amante y casarse con otro hombre, pero lo hace sin reservas basada en una creencia providencialque le permitirá reencontrarse con él en el cielo.

“Tú el seno divino que amor sólo alberga piadoso nos abres, en él nos estrechas, coronas de triunfo nos ciñe tu diestra, y amarnos, y amarnos por siempre nos deja.”[14]

En cualquier caso, el Diós de Inés es compasivo y por el contrario el de Elvira se presenta al lector como un ente despiadado al negarle su Consuelo celestial. Idea que, porejemplo, es llevada aún más lejos en El Trovador, posteriormente también objeto de análisis del presente trabajo.

En Macías, el amor romántico es aún un amor condenado al fracaso en ambos mundos, éste y el que viene detrás de la muerte. La relación entre este amor y la muerte es más aparente y parece ser que no hay resolución a los juicios humanos y sufrimientos forzados sobre los amantes.Mientras que Macías se contenta con morir habiendo amado y haber sido amado.

“¿Quién más dichoso que aquel que vive y muere amado?”[15]

A nosotros, como audiencia, nos queda la sensación y el deseo de una conclusión que satisfaga completamente nuestras emociones y espectaciones sobre el amor romántico retratado. Cosa que obviamente no sucede, dejandonos con una sensación de abatimiento ydesconsuelo que nos lleva hacia una reflexión en busca de un atisvo de esperanza.
Donde anteriormente las fronteras de la teología religiosa y romántica comenzaron a fusionarse en cierta medida en el desarrollo posterior, en el caso de El Trovador García Gutierrez va más allá con un movimiento audáz que reemplazará a Dios con el amor romántico o el artista romántico como nueva deidad, de los queambos amantes son devotos por completo.

Las equivalencias trazadas entre la religión cristiona y el amor romántico son aparentes a lo largo de la obra, el talento artístico de Manrique se convierte en un rasgo perteneciente a este innovador sistema. La religión de amor se revela en la herbicidal de los protagonistas para captar la atención de Leonor por sus habilidades musicales, lo que elladescribe en terminos místicos como revelación:

“Era tu voz, tu laud era el canto seductor de un amante trovador lleno de inquietud. Turbada perdí mi calma, se estremeció el corazón, y una celeste ilusión me abraso de amor el alma”[16]

Ella habla en terminus similares a san Juan de la Cruz, en un diálogo religioso espiritual, una vez más la forma más cercana de la expresión de lossentimientos del alma removidos e inspirados por un amor romántico.

Antes de que Leonor tenga su momento epifánico del amor romántico, en un escenario propicio de significancia religiosa: una celda de monja, desprovisto de todo adorno, donde nos encontramos con una Leonor perturbada, desgarrada por sus recientes votos de matrimonio y su deseo de consumar su amor por su amor Manrique. Sus palabras unavez más replican aquellas de los místicos, por ejemplo, el uso de la palabra “extasiaba” en el siguiente extracto que a su vez demustra como Manrique y su arte están de forma constante en su mente, y no la imagen religiosa de cristo que se encuentra justo frente a ella:

“Cuando en el ara fatal eternal fe te juraba, mi mente ¡ay Dios! Se exagiaba en la imagen de un mortal. Imagen que vive en mí,hermosa, pura y constante… No, tu poder es bastante a separable de aqua…”[17]

El arte y amor de Manrique, y el nivel tan profundo que evocan, ejercen un mayor poder sobre Leonor que Dios; el amor romántico ha abrumado a nuestra heroína sin dejar una salida, quedando subyugada.

Además, las direcciones de escena crean también una imagen de transposición mística: “en el fondo a la...
tracking img