Esperanza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 148 (36969 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Negocio Placentero

¿El acuerdo? Él debía de darle un hijo. Ella le entregaría el pedazo de tierra que él necesitaba. Un negocio sencillo… hasta que los sentimientos nublen el acuerdo.

[pic]

Adriana Verónica Montes García

[pic]

Para mi hermana mayor Nahaivi

Que siempre me ha apoyado en todo

Lo que he hecho y la que me entusiasmo

Para que este libro pudiera terminarCONTRADICCIONES

Se piensa, se dice que no es sencillo cambiar de perspectiva, yo mejor que nadie estoy en contra de ese pusilánime forma de pensar yo cambie de un dia para otro sin pensar, sentirme libre, con ganas de verdad de vivir, sentirme feliz, nunca me imagine poder sentir mi corazón tan tranquilo, tan en paz; me encontré con la persona que jamás imagine y eso cambio mi vida y todo lo quepensaba se transformó para siempre.

Adril`s

“si todo pereciera y el se salvara, yo podría seguir existiendo; y si todo lo demás pereciera y el fuera el aniquilado, el universo entero se convertiría en un desconocido totalmente extraño para mi”

Emily Bronte

(Cumbres borrascosas)

--

Capítulo I – Orgullo y testarudez

Edward POV

-Estas obsesionado- dijo mi hermano: Jasper Cullen,viéndome fijamente y luego se sonrió. – Y no de buena manera.

-Estoy de acuerdo- dijo mi otro hermano: Emmett Cullen, sacudiendo la cabeza. - ¿Por qué te importa tanto?

Mire a mis hermanos y conteste con el tono de voz que solía reservar para mis empleados: uno que no daba lugar a discusión.

-Al hacernos cargo de los negocios familiares, acordarnos que cada uno de nosotros se ocuparía desu propia área- declare.

Nosotros: Los hermanos Cullen, celebrábamos una reunión mensual, bien en el rancho familiar como ese día, bien en los viñedos que operaba Jasper, o en uno de los aviones privados que Emmett alquilaba a los millonarios del mundo.

Las reuniones mensuales nos ayudaban a ponernos al día respecto a las actividades de las diversas empresas de la dinastía familiar. Perotambién nos permitían ponernos al día sobre nuestras vidas personales. Incluso si, a mi juicio, eso implicaba soportar interferencias, por bien intencionadas que fueran.

Levante la copa de brandy, hice girar el liquido ambarino y observe como reflejaba la luz del fuego. Sabía que no tardaría en escuchar algún comentario y aposte que Jasper sería el primero en hablar. Mi opinión quedo confirmadasegundos después.

-Sí, Edward, cada uno se ocupa de su área- dijo Jasper, tomando un sorbo de Merlot Viñedos Cullen. Jasper prefería beber los vinos producidos por él mismo, al brandy que yo degustaba. Mire a Emmett y este asintió- Pero eso no significa que no vayamos a hacer una pregunta o dos.

-Pregunten cuanto quieran- replique. Me puse de pie, fui hasta la enorme chimenea de piedra ycontemple el fuego- Pero no esperen que conteste.

-No decimos que el rancho no sea tuyo para hacer con él lo que gustes, Edward. Solo queremos saber porque significa tanto para ti recuperar cada centímetro del territorio original- dijo Emmett, apaciguador. El bebía whisky irlandés.

Di la espalda a la chimenea, mire a mis hermanos y sentí la intensidad del vínculo que nos unía. Habíamos nacidocon un año de diferencia entre cada uno, y la amistad que forjamos en la infancia no había disminuido con el tiempo. Pero eso no implicaba que fuera a explicarles cada uno de mis pasos. Yo era el mayor y no daba explicaciones a nadie.

-El rancho es mío- dije –Quiero que recupere su extensión original, ¿Por qué les importa eso?

-No nos importa- respondió Jasper. Se recostó en el sillón de cueromarrón, apoyo la copa de vino en el estomago y me miro con los ojos entrecerrados-. Queremos saber por qué te importa a ti. Diablos, Edward, el bisabuelo Cullen vendió esa parcela de ocho hectáreas a los Swan hace casi sesenta años. Somos dueños de casi la mitad del condado. ¿Por qué es tan importante esa parcela?

Lo era porque me había propuesto recuperarla y nunca me rendía. Cuando decidía...
tracking img