Espondilitis anquilosante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8736 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ÍNDICE

ÍNDICE 1

PRÓLOGO 2

ASOCIACIÓN VIGUESA DE ESPONDILÍTICOS DE PONTEVEDRA 3

LA ESPONDILITIS ANQUILOSANTE 4

INTRODUCCIÓN 4
DEFINICIÓN 5
¿CÓMO SE MANIFIESTA LA EA? 5
PROCESO DE LA ENFERMEDAD 6
¿CUÁL ES LA CAUSA DE LA ENFERMEDAD? 7
¿A QUIENES AFECTA LA EA? 7
¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA EA? 7
AFECCIONES RELACIONADAS CON LA EA 8
ESTADO FÍSICO DEL ENFERMO DE EA 9ESTADO PSÍQUICO DEL ENFERMO DE EA 10
ENFERMEDADES RELACIONADAS CON LA EA 12

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LA EA 13

TRATAMIENTO 13

TRATAMIENTOS DE REHABILITACIÓN 14

LA REHABILITACIÓN EN LA EA 14

TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS DE LA EA 15

HIDROTERAPIA Y TERMOTERAPIA 15
BALNEARIOS 15
LA TALASOTERAPIA 16

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA SOBRE LA EA 18

EL DESCANSO ENLOS AFECTADOS DE EA 18
LA ALIMENTACIÓN EN LA EA 19
EL TRABAJO 20
LA CONDUCCIÓN 20
LAS MUJERES Y LA ESPONDILITIS 21
VIDA SEXUAL 21
MINUSVALÍA E INCAPACIDAD 21

EPÍLOGO 23

UNA LLAMADA A LA ESPERANZA 23

PRÓLOGO

L
a espondilitis anquilosante (EA) es una enfermedad muy antigua; se han visto lesiones típicas en una momia egipcia que vivió hace más de 8000 años. Pero no eshasta 1691 que el irlandés Bernard Connor describe, “... un tronco de esqueleto humano, donde las vértebras, las costillas, el sacro y los ilíacos, que naturalmente son distintos y separados, no forman más que un solo hueso continuo e inseparable...”, por primera vez las secuelas de la enfermedad.

A finales del pasado siglo, Strümpell, von Bechterew y, sobre todo, Pierre Marie realizan unadescripción clínica y evolutiva de la EA. Pese a que éste último ya la separa de la Artritis reumatoide, en los países anglosajones no se considera como una enfermedad diferente hasta los años sesenta.

En 1931 Krebs describe las alteraciones radiológicas típicas, especialmente la afectación sacroilíaca, y en 1950 Forestier y Rotés individualizan la Hiperostosis vertebral con la que hasta entoncesse confundía.

En 1973, de forma independiente, Brewerton en Gran Bretaña y Schlosstein en Estados Unidos, descubren la asociación de la enfermedad con el antígeno de histocompatibilidad B27 en más del 90% de los casos, hecho que no sólo ha permitido comprender mejor la misma sino que ha facilitado la apertura de nuevas vías de investigación terapéutica que prometen poder prevenir y controlar suevolución en un futuro no muy lejano.

El aprendizaje reumatológico al lado de una de las personas que han contribuido de forma tan importante al conocimiento de la EA, el Profesor Rotés Querol, me han hecho sentir en la ya larga trayectoria profesional, una especial predilección por esta enfermedad y, consecuentemente, por quienes la padecen. Estoy orgulloso de contar entre mis buenos amigos avarios de mis pacientes con EA y sin temor a equivocarme puedo afirmar que son personas de una calidad humana difícilmente superable.

Hace muchos años leí un estudio en el que se comparaba la capacidad intelectual de un grupo de pacientes con EA, con otro formado por portadores de otros procesos donde claramente destacaban los espondilíticos, y no me sorprende porque, en general, son personasinquietas, con deseos de aprender de todo, aunque de manera especial sobresale el interés por conocer su enfermedad, sus posibles problemas y cómo evitarlos, cómo evoluciona la investigación etc. y por encima de todo tienen un gran sentido de la solidaridad.
Creo que esta Guía del Paciente es una muestra evidente de lo dicho anteriormente. La Asociación Viguesa de Espondilíticos de Pontevedra harealizado un trabajo cuidadoso para facilitar a sus asociados y a otras asociaciones una información amplia y al mismo tiempo ajustada de su enfermedad, así como de las pautas terapéuticas imprescindibles para su mejor control posible. Sin duda, han buscado los asesores adecuados para esta realización, por lo que no dudo que será un éxito. Enhorabuena.

Vigo, 6 de Abril de 1999

José L....
tracking img