Esquema generacional de las letras hispanoamericanas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 69 (17180 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
T H E S AV R V S
BOLETÍN
DEL INSTITUTO CARO Y CUERVO
TOMO XVI Enero-Abril 1961 NÚMERO 1

ESQUEMA GENERACIONAL
DE LAS LETRAS HISPANOAMERICANAS*
(ENSAYO DE UN MÉTODO)
UN VIEJO PROBLEMA Y UNA NUEVA SOLUCIÓN
Al proceder al estudio de las letras hispanoamericanas
se presenta inmediatamente el problema de cómo ordenar
la ingente masa de materia literaria que se nos ha ido acumulando
en másde cuatro siglos de constante creación.
Y no es que hayan faltado soluciones. Precisamente la abundancia
y variedad de las soluciones es lo que nos lleva a
replantear el problema, y nos obliga a comenzar examinando
las mejor conocidas, por si alguna supera a las demás como
instrumento para ordenar y penetrar en la realidad sin deformarla
o falsearla.
Los historiadores del siglo pasado,influidos por la visión
de una América que acababa de fragmentarse en numerosas repúblicas independientes, optaron por emplear un criterio
político. Estudiaron nuestras letras como si se tratara de una
serie de yuxtapuestos movimientos nacionales, cada uno netamente
confinado por las fronteras que con patente arbitrariedad
nos trazó el interés personal o la miopía colectiva
de los viejoscaudillos. Ese método, ajeno por completo a
las necesidades propias de la literatura, produjo una confusa
imagen. Lo que es un proceso de insoslayable unidad aparecía
como un desordenado rompecabezas. Tuvo, pues, que
ser arrumbado por todo lo que tiene de ineficaz y de engañoso.
Convencidos de que se trata de un proceso de dimensiones
continentales en el espacio y de hondura multisecular
en eltiempo, hoy todos estamos de acuerdo en que la solución
hay que buscarla mediante una adecuada ordenación
cronológica. Ahora bien, al tratar de hallar las unidades
para tal ordenación, se han propuesto tantos esquemas que
hemos ido a parar a un nuevo estado de confusión. Esta vez
la causa ha sido la diversidad de fechas y la abundancia de
rótulos, unas y otros a menudo incongruentes y no pocasveces contradictorios. Bastará con que examinemos algunos
de los esfuerzos historiográficos más loables aparecidos desde
1940 hasta el presente, para que nos demos cabal cuenta de
la situación.

Para mí es evidente que el origen de tanta confusión
se debe a que en todos estos trabajos la época colonial, es
decir, aquella en que hay que buscar el punto de arranque
de las generaciones, noha sido adecuadamente explorada.
Como es fácil advertir, primero se la dividió meramente en
siglos, agregando al siglo xvi los últimos años del siglo xv
— acaso por no saber qué hacer con ellos. Y luego, anhelando
ya una periodización de malla más fina, se procedió a dividir
esos siglos en períodos menores de impar duración.
Nótese, empero, que en todos los casos se toma el año 1492
comopunto de partida. Y ahí está, a mi parecer, el
error. Las generaciones no parten de 1492: la historia
sí, pero las generaciones no. Sería puro dislate perder
de vista que con el viaje de Colón América entra en
la historia de Occidente. Pero ese evento, a pesar de
la capital importancia que tiene en nuestra cultura, ni
comienza ni termina una generación. Al contrario: ocurre
inopinadamentehacia mediados de la generación batalladora
y aventurera que desde años atrás preparaba la unificación
política de España y veía a Portugal buscar nuevos
caminos por todos los mares y nuevos emporios por todos
los confines del globo. Esa es la generación de Isabel la Católica
(1451-1504) y del propio Colón (1451-1506). En 1492
esa generación no inicia su gestión, ni la da por acabada,
sino quela ve culminar con la rendición de Granada y el
inesperado éxito de las carabelas descubridoras. Los años de
predominio de esa generación comienzan realmente en 1474.
En dicho año se celebra la boda de Fernando e Isabel, principia
el reinado de los Reyes Católicos, se verifica la unión
de Castilla y Aragón, y empieza la etapa más enérgica y decisiva
que ha tenido el Estado español. Y el...
tracking img