Esquizofrenia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4108 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EDITORIAL TƒCNICO

Farm Hosp 1998; 22 (4): 207-212

TRATAMIENTO ACTUAL CON ANTIPSICÓTICOS DE LA ESQUIZOFRENIA
Gutiérrez Suela, F. Servicio de Farmacia. ÇSagrat Cor. Serveis de Salut MentalÈ. Martorell

La esquizofrenia es un trastorno mental grave con una prevalencia estimada entre el 0,5 y 1% de la poblaci—n. Afecta a personas j—venes y generalmente aparece en la adolescencia o principiosde la edad adulta, antes de los 45 a–os. Su inicio puede ser brusco, pero la mayor’a de los sujetos muestran algœn tipo de fase prodr—mica con un lento y gradual desarrollo de diversos signos y s’ntomas (1). Los s’ntomas de la esquizofrenia se clasifican en dos amplias categor’as: los positivos y los negativos. Los s’ntomas positivos incluyen ideas delirantes, alucinaciones, fundamentalmenteauditivas (dimensi—n psic—tica), y lenguaje y comportamiento gravemente desorganizados (dimensi—n de desorganizaci—n). Los s’ntomas negativos consisten en un estado afectivo apagado, con una expresividad emocional claramente disminuida, pobreza de lenguaje y carencia de motivaci—n. Estos s’ntomas persisten durante un per’odo de tiempo, no son atribuibles a otros trastornos mŽdicos identificables yprovocan un gran deterioro social y laboral (1). El curso de la esquizofrenia es variable, con exacerbaciones y remisiones en algunos sujetos, mientras que otros permanecen cr—nicamente enfermos. En cuanto a su evoluci—n, no es frecuente la remisi—n completa del trastorno. Algunos sujetos tienen un curso relativamente estable, pero otros empeoran progresivamente durante la enfermedad (1). Eltratamiento de la esquizofrenia se basa fundamentalmente en dos tipos de actuaci—n: utilizaci—n de f‡rmacos antipsic—ticos (AP) y terapias psicosociales. En farmacoterapia resulta œtil diferenciar el tratamiento agudo del de mantenimiento. La finalidad del tratamiento agudo es controlar los episodios agudos o las reca’das, generalmente con s’ntomas positivos y negativos. El tratamiento de mantenimientosirve para reducir el riesgo de reca’das (2). TRATAMIENTO AGUDO La selecci—n del AP debe basarse en los antecedentes de respuesta a tratamientos previos, el perfil de efectos adversos del f‡rmaco y el coste.

Los AP cl‡sicos presentan estructuras qu’micas muy diversas y se diferencian fundamentalmente en su potencia y perfil de efectos adversos (3-6) (tablas 1 y 2). No se debe confundir lapotencia (intensidad de la acci—n farmacol—gica por miligramo de producto) con la eficacia, que es similar para todos los f‡rmacos. Los AP de baja potencia se administran a dosis altas (cientos de mg) para conseguir el efecto terapŽutico deseado, y los de potencia alta a dosis inferiores (decenas de miligramos) (7). Los AP de alta potencia o ÇincisivosÈ se asocian con una mayor incidencia de efectosadversos extrapiramidales y se utilizan en cl’nica en el episodio psic—tico agudo. Los AP de baja potencia o ÇsedantesÈ causan m‡s hipotensi—n postural y sedaci—n y se prescriben en enfermos agitados o violentos (7, 8), si bien estas estrategias terapŽuticas no han sido demostradas mediante ensayos cl’nicos controlados (8, 9). La utilizaci—n conjunta de dos o m‡s AP en general no est‡ justificada.Estas asociaciones no son m‡s eficaces, pueden incrementar los efectos adversos e impiden saber quŽ f‡rmaco es el que realmente beneficia al paciente (5, 10). Para la prevenci—n de los efectos extrapiramidales de los AP, algunos autores recomiendan la asociaci—n de medicaci—n antiparkinsoniana en pacientes tratados con elevadas dosis de AP de alta potencia, sujetos con antecedentes de dichos efectosy aquŽllos con riesgo de no cumplimiento (6, 9). Como regla general, estos f‡rmacos se deben usar cuando ya se ha desarrollado el parkinsonismo y cuando otras medidas (reducci—n de la dosis del AP o sustituci—n por otro con menor tendencia de producir parkinsonismo) han resultado ineficaces (11, 12) (tabla 3). Pauta de dosificación En los episodios psic—ticos agudos de la esquizofrenia se...
tracking img