Est. juridicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 13 (3008 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 13 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El normativismo, o prescriptivismo, es una ideología que pretende dictar a los
Hablantes cómo deben y no deben utilizar el idioma que han ido desarrollado en su cerebro desde poco después de nacer. Esta corriente busca nada menos que usurpar la soberanía lingüística de los incontables co-creadores de la lengua, quitándoles el estatus de ciudadanos del idioma para convertirlos en vulgaresconsumidores lingüísticos que viven de los desechos de la ciudad letrada.
El normativismo y la lengua
El normativismo persigue interferir en —e idealmente, suplantar— los sistemas
Lingüísticos de los hablantes, apelando a conceptos como buena educación, cultura, inteligencia, lógica y pureza. Echa mano a estas herramientas de presión social y psicológica con el fin de amedrentar a los hablantes paraque adapten su sistema lingüístico a una mítica variedad “culta” de la lengua. Pero esta variedad no es más que un borroso ideal platónico, y en consecuencia es imposible de estudiar o criticar, ni menos adoptar cabalmente.
Aquí se ve el verdadero objetivo del normativismo:
controlar a los plebeyos, quienes jamás podrán cumplir con la meta de hablar de manera “culta” para satisfacción delnormativista. Al igual que Sísifo con su piedra, el hablante que aspira a la norma “culta” se ve condenado de antemano a fracasar en su empresa.
Para hablar sobre cualquier variedad del lenguaje con propiedad, es necesario
tener ciertos conocimientos básicos que van más allá de las intuiciones y corazonadas; de lo contrario, lo más que se puede lograr es reproducir acríticamente las supersticiones,prejuicios y lugares comunes que se vienen repitiendo desde tiempos remotos. Pero curiosamente, pocos de los que divulgan los conceptos normativistas y censuran su incumplimiento poseen los conocimientos necesarios para hacer siquiera un intento preliminar de definir la variedad lingüística que dicen utilizar, y que predican como modelo de uso obligatorio para el ciudadano educado. Son lostarotistas, astrólogos y alquimistas del lenguaje.

Pero una extensa y avanzada preparación lingüística tampoco da licencia para
decretar cómo se debe utilizar la lengua, por una sencilla razón.

Digámoslo de una vez por todas: la supuesta norma culta no existe. Cualquiera puede postular un ideal platónico —la igualdad, la mujer perfecta, el buen hablar— y algunos llegan a teorizar sobre estosconstructos. Sin embargo, no es posible estudiarlos: no tienen ningún asidero en la realidad. No son entidades, no son objetos, no se pueden observar ni siquiera indirectamente: son meros ideales. En consecuencia, la lingüística tiene el mismo interés en las supuestas normas de uso del idioma que la astronomía tiene en los signos zodiacales: ninguno.
A lo más, y en el mejor de los casos, se podríatratar de describir el uso lingüístico de “los cultos”, si es que se lograra sortear el problema —nada de trivial— de definir qué es ser culto. Pero el uso lingüístico no es identificable con una norma, por una serie de razones.
Primero, todo hablante ocupa una serie de registros y estilos diferentes, no sólo
en distintos momentos, sino incluso en un mismo enunciado. Estos van desde lo poéticamentesublime hasta lo ofensivamente vulgar, desde latinismos osificados hasta neologismos acuñados en el mismo momento de hablar, desde barrocas construcciones alambicadas hasta oraciones de simpleza transparente. En fin, la totalidad de la enorme riqueza del lenguaje humano está dentro de todos y cada uno de los hablantes.
Segundo, salvo en el caso de los hablantes afligidos por daños neurológicos otraumas cerebrales, todo ser humano cuenta con un sistema lingüístico perfectamente funcional, y éste no depende de la cultura. Cuando se habla de una norma, se está renegando del origen biológico del lenguaje; cuando se habla de una norma culta se está postulando, por una parte, que existirían homo sapiens genéticamente más aptos para el “buen hablar” que otros, y por otra, que esta función...
tracking img