Esta es una crisis de la informalidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4230 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hernando de Soto. "Esta es una crisis de la informalidad"
Artículo correspondiente al número 247 (6 al 19 de marzo de 2009)
Aunque estima aventurado decir cuanto durará la crisis, este peruano, catalogado como el mejor economista de Latinoamérica a nivel mundial, señala que tenemos para rato: unos 60 meses. Por Jorge Abasolo Aravena.

La ciencia económica enseña que para progresar no esindispensable disponer de recursos naturales, como aún se creía en los 60. Demuestra también que no existe civilización incapaz para el desarrollo, como algunos daban a entender hasta los 80. Ni siquiera que es indispensable vivir en democracia para crecer. Pero sí hay una máxima: a saber, que en la anarquía no existe posibilidad de desarrollo.
Y bueno, la crisis en la cual estamos chapoteando hoyestá profundamente marcada por ese término: anarquía. Anarquía casi total en esas dimensiones metafísicas en que se desenvolvían los derivados financieros. Tanta anarquía que, a varios meses de la erupción volcánica de la crisis, aún no conocemos sus alcances.
Se habla de trillones como si fueran chauchas. Se habla del fin de una era como del término de un contrato. De un nuevo sistema económico,como si se tratara de un cambio de calcetines para la humanidad.
La verdad es que no hay que dejarse llevar por arranques maniaco depresivos, y lo que corresponde es poner las cosas en perspectiva. Lo que ha habido es una grave falla del sistema financiero, que a la postre es una de las tantas partes del capitalismo. Una muy importante, claro está. De ahí que lo más sensato sea corregir las fallascon medidas que calcen dentro del mismo sistema.
Raymond Barre, en su época, lamentaba que los matemáticos se hubieran apropiado de la ciencia económica, en detrimento de la historia y de las culturas. En verdad la computadora, que permite trabajar con cantidades estadísticas antes insospechadas, tiende a reducir la ciencia económica a modelos matemáticos vedados a los no iniciados. Pero, comotodas las ciencias, la economía continúa basándose ante todo en la confrontación permanente entre esos modelos teóricos y la experimentación concreta. El problema está cuando esos testeos derivan en verdaderos Frankestein anárquicos.
Como no queríamos quedarnos con la duda a media garganta, llamamos a Hernando De Soto, catalogado por muchos como el economista latinoamericano de mayor peso específicoen el planeta. Le preguntamos sobre el origen, la evolución y las consecuencias de las calamidades presentes, y nos respondió más allá de toda duda que la recesión mundial incubada en Wall Street ha sido una crisis engendrada por la informalidad. Sí, la misma informalidad que desde el norte nos dijeron que era una lacra casi privativa de las economías del Tercer Mundo. 
De Soto es un economistaperuano con prestigio y pergaminos de sobra: fue elegido en 1999 por Time como uno de los más destacados innovadores latinoamericanos del siglo; Forbes lo destacó como uno de los quince innovadores “que reinventarán el futuro” y el New York Times escribió de él que “para los líderes de los países pobres, el evangelio económico de De Soto es una de las cosas más esperanzadoras que se han oído enaños”.
El currículo excepcional de este peruano es aún más apabullante. The Economist identificó al Instituto Libertad y Democracia (fundado por De Soto en 1980) entre los dos más importantes centros de investigación de políticas públicas; y a su haber tiene una lista de galardones y halagos (desde Clinton hasta Thatcher y Friedman) que exceden nuestra capacidad de síntesis.
Conversar con él nosólo es un privilegio, sino que también una experiencia exquisita, por la claridad y léxico con que se expresa, dignos de un purista de la lengua.
-¿Por qué ha dicho que esta crisis es la crisis de la informalidad?
-No sé si dije exactamente eso, pero sí he dicho que se parece mucho a la informalidad. Y lo digo porque es esencialmente causada –como casi todas las grandes crisis financieras– por...
tracking img