Estado de sitio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4408 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESTADO DE SITIO

DEFINICIÓN.- El estado de sitio es un régimen de excepción que puede declarar el gobierno de un país en situaciones especiales.
El estado de sitio representa un concepto equivalente al de estado de guerra, y por ello se dan a las fuerzas armadas facultades preponderantes para los actos de represión. Durante el 'estado de sitio' quedan en suspenso las garantíasconstitucionales, con mayor o menor extensión, según las legislaciones. En algunas de ellas, como sucede en la Argentina, se autoriza al jefe de Estado a detener a las personas y a trasladarlas de un punto a otro de la nación, salvo que prefieran salir del territorio nacional.
La declaración del 'estado de sitio' representa, en el Derecho Político, una institución muy discutida, no porque se desconozca lanecesidad de su implementación en momentos determinados, sino por los abusos a que se presta por parte del poder ejecutivo.
Este estado se dicta, generalmente, en caso de invasión, guerra exterior, guerra civil o peligro inminente de que se produzcan.
EL ESTADO DE SITIO EN BOLIVIA.

Estado de sitio

La garantía del habeas corpus, no se suspende durante la vigencia del estado de sitio, situacióndentro de la cual no se consagra la arbitrariedad de las autoridades que quedan sujetas a lo prescrito por la sección 3ª de la Carta Magna y en el presente caso del inc. 3º del art. 35.

Auto supremo

Que la garantía establecida por el art. 8º de la Constitución Política del Estado, en resguardo de la libertad de los habitantes de la República, para evitar que éstos sean indebidamente detenidos,procesados o presos, no se suspende durante la vigencia del estado de sitio, situación dentro de la cual no se consagra la arbitrariedad de las autoridades que quedan sujetas a lo rescrito, por la Sección 3ª de la Carta Magna y en presente caso al inciso 3º del art. 35, establece que: las garantías y derechos no quedan suspensos en general y de hecho, sino con respecto a señaladas personasfundadamente sindicadas de tramar contra la tranquilidad de la República, estando sujetas a las medidas de seguridad, a los puntos concretos contemplados por los inc. 4º y 5º del referido artículo. Que por otra parte, en el momento en el que se cometió la detención arbitraria del demandante, la República no estaba declarada en estado de sitio (A.S. del 4 de diciembre de 1946; Osvaldo Galarza Lea Plaza,contra Intendente de la Policía de Seguridad; habeas corpus).

Hace tres años más o menos, ya tuvimos oportunidad de escribir unas breves notas al margen de dos casos de habeas corpus. Entonces, como hoy, nos pronunciamos en defensa de esta institución, para evitar que sea desvirtuada en su esencia o su finalidad, hasta que ella tome arraigo, dentro de nuestro sistema constitucional, procurandosu respeto y acatamiento, sin excusa, subterfugios o falsas interpretaciones, no sólo por parte del Poder político, sino también por el Poder Judicial.

En dicha nota, saliendo por los fueros de la libertad individual, nos vimos obligados a censurar el extraño procedimiento observado por la Corte Superior del Distrito de La Paz, que en una demanda de habeas corpus, con día y hora señalada parala audiencia, a simple petición del Gobernador del Panóptico – que no concurrió al acto ni condujo al detenido ilegalmente – accedió a la postergación de la misma, en tanto ese funcionario presentará pruebas documentadas que el Ministerio de Gobierno y Justicia, debía proporcionarle.

En habeas corpus, fue sometido a dura prueba durante el régimen de Villarroel y justo es reconocer – en homenajea la Corte de La Paz – que salió airosa de aquélla, gracias a la entereza y al valor civil de los miembros de ese Tribunal. Ello no impidió, sin embargo, que en un momento dado, apenas decretada la libertad de un ex Ministro de Estado y cuando éste se trasladó a su domicilio, fuera nuevamente aprehendido por agentes del Gobierno, que dejó burlado así el fallo de la Corte. El trance era difícil...
tracking img