Estado e historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 49 (12117 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Revista de filosofía, ciencias humanas,
teoría de la ciencia y de la cultura |
Versión digital
Versión papel
Suscripciones
Redacción
Índices
  | |
|   | El Basilisco, 2ª época, nº 8, 1991, páginas 60-73 |
|   |  
Sobre la filosofía del presente en España

Gustavo Bueno
Oviedo |

 l Dr. Volker Rühle prepara una obra sobre la filosofía española actual para la editorialfilosófica Karl Alber Verlag de Friburgo. Este texto constituye la respuesta del autor a las tres preguntas que el Dr. Rühle le formuló. Las tres cuestiones que el Dr. Volker Rühle propone a un conjunto bien disperso de personas que tenemos como «común denominador» la característica objetiva de ser profesores universitarios de filosofía en España me parecen globalmente tomadas, suficientes, y acasotambién necesarias, para sugerir un surtido de respuestas con las cuales un lector alemán interesado podrá formarse una idea, aunque sea preliminar, de lo que significa la equívoca expresión: «pensamiento español en los finales del siglo XX». Espero que el cotejo de los resultados de la encuesta del Dr. Volker Rühle confirme el punto de vista que en mis particulares respuestas voy a mantener alrespecto: que la unidad de concepto «profesores universitarios de filosofía de finales del siglo XX», es fundamentalmente de estirpe administrativa, lo que, lejos de excluir, implica, sin embargo, un mínimum de patrones culturales comunes (como puedan serlo: haber leído un mismo conjunto –cada vez menor– de manuales, citar de vez en cuando a Platón o Wittgenstein y utilizar algunos términoscaracterísticos identificadores del gremio tales como «óntico», «silogismo», «transcendental», «ilocucionario», «gnoseológico»...). Pero esta unidad gremial no autorizaría a hablar de una «comunidad de filósofos españoles», a la manera que suele hablarse de una «comunidad científica». Una comunidad supone un consenso, aunque sea polémico, en torno a ciertos métodos, temática, principios, por parte de laspersonas que, conociéndose por sus nombres propios, constituyen la «comunidad de matemáticos», la «comunidad de físicos» de referencia. Pero el «conjunto de profesores universitarios de filosofía» no sólo no mantiene consenso alguno sobre métodos, temática o principios doctrinales, si no que sus miembros ni siquiera se conocen (intelectualmente) entre sí, puesto que se ignoran mutuamente, no secitan, ni se leen, ni se escuchan los unos a los otros, absorbidos como están en su mayoría, en leer, escuchar o citar a pensadores extranjeros. Las tres preguntas propuestas por el Dr. Volker Rühle, están enunciadas en términos deliberadamente muy generales, precisamente para dar lugar a que cada encuestado las interprete de acuerdo «con su propia inspiración». Convendrá comenzar, por tanto,reexponiendo los términos dentro de los cuales van a ser entendidas por mí, las preguntas del Dr. Volker Rühle, a fin de canalizar mis propias respuestas. I. ¿Cómo formular, en general, las responsabilidades de la filosofía en el momento presente del mundo? II. ¿Hasta qué punto la doctrina de la autoconciencia constituye una piedra de toque para medir el autoesclarecimiento de las responsabilidades de lafilosofía del presente? III. ¿Cómo formular el significado y posición relativas que –respecto de Europa– pueda corresponder al pensamiento filosófico que se produce en España y desde España? |

 Mi respuesta a la primera pregunta habrá de ser la más extensa considerada relativamente al espacio del que dispongo. Ella contiene obligadamente el análisis del concepto de «presente», que tambiéncorresponde explicitar a la segunda pregunta y que está implícito en la tercera. Por ello las últimas preguntas podrán ser respondidas más brevemente. [61] I. Cómo formular, en general, las responsabilidades de la filosofía en el momento presente del mundo La idea del «Presente», como dimensión histórica, suele ser analizada muchas veces desde una perspectiva que, en realidad, no es otra cosa sino...
tracking img