Estudiante universitario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3590 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El seguimiento de Jesús en Medellín, Puebla y Santo Domingo. Andrés Gallego

*
La V Conferencia del Episcopado Latinoamericano, que tendrá lugar en São Paulo, el mes de mayo del 2007, tiene como tema “Discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en él tengan vida”. El discipulado, o seguimiento de Jesús, es, sin duda, la verdadera medida de la vida cristiana y, precisamentepor eso, uno de los temas más trabajados en la teología latinoamericana. En la centralidad de esta manera de entender la vida del creyente en Jesucristo tuvo gran importancia la Conferencia de Medellín, de la cual Puebla y Santo Domingo son, sin duda alguna, herederas. Nos proponemos, en este trabajo, rastrear, aunque no de manera exhaustiva, la importancia de este tema en las citadasconferencias episcopales.
Dos “hechos mayores” señalan la gran novedad de la práctica cristiana en América Latina: la irrupción del pobre en la Iglesia y en la sociedad y la participación de mujeres y hombres cristianos, en nombre del evangelio, en la lucha por la justicia y la liberación. Esto constituye, de alguna manera, una nueva forma de vivir la fe. Muchos cristianos de Latinoamérica han testimoniadoesta forma de creer con la entrega de su vida, unas veces, con el martirio; otras, día a día, poco a poco, en una práctica cotidiana que promueva la vida allí donde ella surge o la defienda cuando es amenazada. Esto se llama seguimiento de Jesús.
Son cristianos que han llegado a la conclusión de que la opción por los pobres, la solidaridad con ellos y su causa es crucial para su vida cristiana,a la vez que condición del encuentro con Jesús y posibilidad de decir Padre cuando hablan de Dios.
El seguimiento de Jesús vivido por estos cristianos, o también por un pueblo que se siente “seguidor”, es fundamental no sólo como dato histórico, sino como categoría cristológica: a Jesús no se le conoce estudiándolo, se le conoce viviendo como él vivió, confrontando nuestra vida con la suya, enuna palabra, siguiéndolo. El seguimiento se constituye así en lugar epistemológico para la cristología.
BREVE DESCRIPCIÓN DE LA PRÁCTICA DE SEGUIMIENTO
El punto de partida del seguimiento y de la cristología es el Jesús histórico, es decir, la persona, doctrina y actitudes de Jesús de Nazaret. Se coloca así en la perspectiva del Nuevo Testamento, de los evangelios, que confiesan la humanidad deCristo narrando la historia concreta de Jesús. Se evita así que el acceso a su divinidad, al Cristo de la fe, sea ideologizado. La finalidad de comenzar con el Jesús histórico es la de re-crear su práctica hoy y proseguir su causa.
Ésta es una práctica que viene del mismo Jesús. Él llamó a otros a que lo siguieran, con una misión: anunciar el reino de Dios a los pobres. Lo típico de este llamado,así como del anuncio del reino, es que Jesús lo liga a su persona: “Llamando a la gente a la vez que a sus discípulos, les dijo: ‘Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame’” (Mc 8,34).
El seguimiento de Jesús hoy consiste en continuar la práctica de Jesús en favor de los pobres y oprimidos. El seguidor debe hacerlo discerniendo la voluntad del Padre en lossignos de los tiempos, pues es en la historia donde el Señor se revela y manifiesta su voluntad.
En esta necesidad de discernimiento (escrutar los signos de los tiempos, lo llama el Vaticano II) se juega su vida cristiana el seguidor, pues esto es lo propio de Jesús, no tanto seguir un plan previamente establecido cuanto ir respondiendo a la voluntad de vida de Dios manifestada en losacontecimientos de la historia.
El seguimiento, por tanto, no es imitación de Jesús ni cumplimiento formal de leyes y normas, ni sujeción a la ley. Es estar abiertos al Espíritu de Jesús que nos convoca a hacer nueva la historia.
El seguimiento exige la encarnación en el mundo de los pobres y a favor de su vida y su liberación, no como criterio moral sino como criterio teológico. Haciéndonos nosotros...
tracking img