Estudiante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6823 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dios y el César
“Sin falta, entonces, paguen a César las cosas de César, pero a Dios las cosas de Dios.” (LUCAS 20:25.)
AL DAR dicha instrucción, Jesucristo no tenía la menor duda de que los mandatos de Dios a sus siervos están muy por encima de toda exigencia del César, es decir, el Estado. Nadie mejor que Jesús conocía la veracidad de la oración del salmista a Jehová: “Tu gobernación real esgobernación real para todos los tiempos indefinidos, y tu dominio [soberanía] dura por todas las generaciones sucesivas”. (Salmo 145:13.) Cuando el Diablo le ofreció la potestad sobre todos los reinos de la tierra habitada, Jesús respondió: “Está escrito: ‘Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado’”. (Lucas 4:5-8.) La adoración nuncapodría tributarse al “César”, tanto si se trataba del emperador romano como de cualquier otro gobernante humano o del mismo Estado.
2 Jesús no negó el derecho de Satanás a disponer de los reinos del mundo, y más tarde lo llamó “el gobernante de este mundo”. (Juan 12:31; 16:11.) A fines del siglo I, el apóstol Juan escribió: “Sabemos que nosotros nos originamos de Dios, pero el mundo entero yace enel poder del inicuo”. (1 Juan 5:19.) Ello no quiere decir que Jehová haya renunciado a su soberanía en la Tierra. Recordemos que cuando Satanás ofreció a Jesús el poder sobre los reinos políticos, le dijo: “Te daré toda esta autoridad [...] porque a mí me ha sido entregada”. (Lucas 4:6.) Satanás ejerce autoridad sobre los reinos del mundo únicamente porque Dios lo consiente.
3 De igual manera,el Estado ejerce su autoridad solamente porque Dios, como Gobernante Soberano, se lo permite. (Juan 19:11.) En este sentido puede decirse que “las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas”. Comparada con la autoridad soberana y suprema de Jehová, la del Estado es mucho menor. Sin embargo, las autoridades civiles son ‘ministros de Dios’, “siervos públicos deDios”, por cuanto prestan servicios necesarios, velan por el mantenimiento de la ley y el orden y castigan a los que obran mal. (Romanos 13:1, 4, 6.) Los cristianos, pues, deben entender que por el hecho de que Satanás sea el gobernante invisible de este mundo, o sistema, no están sometiéndose a él cuando reconocen que deben sujeción relativa al Estado; más bien, están obedeciendo a Dios. Todavía en esteaño de 1996 el Estado político forma parte del “arreglo de Dios”, un orden temporal cuya existencia Dios permite y el cual sus siervos terrenales han de aceptar como tal. (Romanos 13:2.)
Los siervos de Jehová de antaño y el Estado
4 Jehová consintió que algunos de sus siervos de la época precristiana ocuparan importantes cargos públicos. Por ejemplo, en el siglo XVIII a.E.C. José fueconstituido primer ministro de Egipto, el segundo del reino después de Faraón. (Génesis 41:39-43.) Los sucesos ulteriores evidenciaron que Jehová maniobró los asuntos con el fin de que José sirviera de instrumento para preservar la ‘descendencia de Abrahán’ y llevar a término Sus propósitos. Cabe indicar, además, que José fue vendido como esclavo en Egipto y que vivió en una época en que los siervos de Diosno disponían ni de la Ley mosaica ni de “la ley del Cristo”. (Génesis 15:5-7; 50:19-21; Gálatas 6:2.)
5 Siglos después, Jehová inspiró al fiel profeta Jeremías para que exhortara a los judíos deportados a Babilonia a que se sometieran a los gobernantes de la ciudad, e incluso a que rogaran por la paz de ella. La carta que les mandó decía: “Esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos, el Diosde Israel, a todos los desterrados [... :] [‘]busquen la paz de la ciudad a la cual los he hecho ir en destierro, y oren a Jehová a favor de ella, porque en la paz de ella resultará haber paz para ustedes mismos’”. (Jeremías 29:4, 7.) El pueblo de Jehová tiene siempre motivos para ‘buscar la paz’ propia y la de la nación donde viven, a fin de gozar de libertad para adorar a Jehová. (1 Pedro...
tracking img