Estudio critico de la doctrina tradicional de cosa juzgada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2885 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA COSA JUZGADA COMO FENÓMENO Y NECESIDAD JURÍDICA

Estudio crítico de la doctrina tradicional

INTRODUCCIÓN

Debemos, primeramente, prevenir al lector de estas páginas que quienes aquí adscribimos consideramos que es vano, por no decir ocioso, desarrollar el tema de la cosa juzgada como tradicionalmente se lo hace, pues, existe un sinnúmero de tratados que lo hacen en detalle. Por ello,sólo nos remitiremos en este punto a recoger los elementos centrales de este desarrollo dogmático para los efectos del presente.

La cosa juzgada no sólo puede considerársele como un fenómeno jurídico, va más allá. Se erige como una garantía a los sujetos de derecho de que lo resuelto en una sentencia a su favor adquiere un grado tal de inamovibilidad que no necesitarán estar permanentementedefendiendo este derecho. Tanto es así, que algunos autores estiman que si la cosa juzgada no existiera en un ordenamiento jurídico habría que inventarla.

Entendida así, como una necesidad de los sistemas jurídicos y de los sujetos que participan del mismo, quienes adscribimos estimamos, a la luz de las nuevas tendencias doctrinales y, por sobre todo, como una exigencia de justicia natural,que los requisitos que tradicionalmente contempla nuestra doctrina y jurisprudencia son desatinadamente exigentes para efectos de velar por el correcto ejercicio de esta garantía. Nuestra jurisprudencia no puede permitirse esos excesos de la dogmática.

Incluso, y más grave aún, la técnica legislativa poco ha coadyuvado en esta empresa garantista. Y, como se apreciará a lo largo delpresente, no sólo nos referimos al legislador procesal decimonónico, sino que más aún, a la técnica legislativa desarrollada hoy en día a propósito del Proyecto de Código Procesal Civil.

1) CONSIDERACIONES PREVIAS

Nuestra condición misma de seres humanos vuelve inevitable el surgimiento de conflicto de intereses, ante los cuales existen variadas formas de resolución. Entre ellas:autocomposición, heterecomposición y la autotutela.

En el marco de un proceso heterocompositivo (en que ya hablamos de litigio[1]) podemos precisar que este varía según las particularidades de cada sociedad en un momento histórico determinado. Así, en las comunidades más primitivas[2], de reducidos miembros, podía perfectamente prescindirse de un aparataje judicial para solucionar los conflictos deintereses entre los sujetos integrantes de estas comunidades, solucionándose estos, generalmente, por un solo sujeto que cumplía a su vez roles político-jurídicos diversos. Más tarde, cuando las estructuras sociales fueron adquiriendo mayor complejidad[3], se vuelve insuficiente la concentración de la justicia en manos de un solo individuo, debiendo delegarse esta función de administrar justicia en ungrupo de individuos (denominados jueces). Ya en este punto estamos en condiciones de formular el problema que se genera, cual es, la necesidad de dar coherencia y definitividad a lo decidido. Lo anterior, en post de la seguridad jurídica condición sin la que no sería exigible a los sujetos que renuncien al autotutelaje.

Incluso se ha afirmado que “es una exigencia de justicia natural que,sobre un asunto litigioso, alguna resolución judicial haya de ser la última y definitiva”[4]. Esta necesidad (exigencia) se ve acrecentada en sociedades tan complejas como las actuales, en que el ejercicio de la función jurisdiccional le concierne a múltiples tribunales especializados y con distinta jerarquía.

Frente a esta necesidad se han dado distintas soluciones a lo largo de la historia.Ya el Digesto, a través de un tratamiento casuístico, recomendaba la enunciación de una serie de puntos de cada juicio en los que fijarse, para ir resolviendo la cuestión caso a caso[5]. En tanto que las legislaciones procesales decimonónicas optaron por un régimen más estricto de exigir la más perfecta identidad de los dos juicios.

Dicho lo anterior, es menester precisar dos puntos de...
tracking img