Estudio sobre lso 4 evangelios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2215 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESTUDIO SOBRE
LOS CUATRO
EVANGELIOS

Texto seleccionado: Mateo 23:37-39; Marcos 12:41-44;
Lucas 13:31-35; 14:1-6; 21:1-4; 22:24-30

I. Preguntas para el estudio bíblico inductivo.

1. ¿Qué concepto tenía Jesús de Jerusalén?
2. ¿Qué quiso decir Jesús cuando trató de zorra al rey Herodes?
3. ¿Qué Salmo nos recuerda la frase“...quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas...?

Respuesta:
1.1 Para Jesús una ciudad era mucho más que la suma de casas, mercados, tiendas, talleres, calles, avenidas, plazas edificios públicos, lugares de culto, torres, muros y contramuros. Para él Jerusalén tenía vida propia, era como una persona que podía matar y tenía voluntad de elección “¡Jerusalén,Jerusalén que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuantas veces quise juntar a tus hijos...y no quisiste!” Por eso, cuando la ciudad fue castigada, no sufrieron solo sus habitantes, sino toda su edificación fue destruida y quemada. En base a este concepto, tendríamos que replantear nuestra estrategia para la evangelización de cada país, porque hasta ahora nos enfocábamos en losindividuos o en familias que viven en nuestras ciudades, pero no en la ciudad como tal.

1.2 Probablemente Jesús tuvo en mente el texto del Cantar de los Cantares 2:15 “Cazadnos las zorras, las zorras pequeñas, que echan a perder las viñas; porque nuestras viñas están en cierne.” Jesús estaba trabajando con su “viña”, limpiándola (“he aquí echo fuera demonios”) quitando sus plagas (“y hagocuraciones hoy y mañana”) y estaba a punto de terminar su trabajo (“y al tercer día termino mi obra”) pero Herodes se interpuso para molestar, entorpecer e impedir su trabajo con amenazas de muerte. Herodes representaba a esas zorras pequeñas “que echan a perder las viñas”. Sin embargo, Jesús no se deja amedrentar por esta zorra porque está totalmente decidido a continuar, a completar su propósito yllegar a su meta.

1.3 Nos recuerda al Salmo 91:1,3-4 “El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente...El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro...” Jesús quiso amparar a los habitantes de Jerusalén de esta manera, pero con un dolor desgarrador tuvo que decir “y no quisiste”.

1.¿Qué aspecto tenía este hombre hidrópico?
2. ¿Aprendimos algo nuevo de este relato?

Respuesta

2.1 Este hombre hidrópico padecía de una enfermedad llamada “hidropesía” que se manifiesta en la acumulación anormal de agua (humor o líquido seroso (de suero)) en las cavidades o en cualquier parte del cuerpo. La enfermedad es parecida a la ampolla de agua que se forma bajo la piel cuandouno sufre una quemadura.

2.3 Esta fue la séptima vez que Jesús sanó en el día sábado y reflexionamos muchas veces sobre el mismo tema, sin embargo, aun podemos aprender algo más acerca del contexto en que Jesús realizó esta sanidad. Hay dos detalles nuevos: (1) Primero, Jesús estaba cenando en la casa de un gobernante, que era fariseo. (2) Segundo, los fariseos “lo acechaban” o espiaban, paraluego atraparlo por violar la ley. No sabemos si este hombre hidrópico fue llevado a propósito para tentar a Jesús o simplemente fue un invitado más o entró por su cuenta a la fiesta. Si Jesús no lo hubiese sanado por temor al gobernante y a los que lo acechaban, hubieran dicho que “arrugó”o que no se animó. Y si lo sanaba podría ser castigado. Jesús no cedió ante esta terrible presión para dejarnosun ejemplo. Ninguna presión externa debe apagar nuestra compasión por los que sufren, ninguna presión debería apartarnos de nuestro deber ni de nuestra misión.

1. ¿Cómo imaginamos que era el arca de la ofrenda?
2. ¿Cuánto equivalían esas “dos blancas” de la viuda?
3. ¿Qué aprendimos de esta observación de Jesús?

Respuesta:
3.1 En griego se utiliza el término...
tracking img