Estudio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3026 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
A continuación se propone una lectura de la tragedia Las Bacantes de Eurípides como una obra que plantea la identificación de la mujer -a través del menadismo- con la instancia de la androginia como posibilidad de breve acceso a una omnipotencia maníaca de lo femenino. Este intento desemboca inevitablemente en la usurpación identitaria de la mujer -Agavé-, tras la exclusión social que le provocaun orden moralizante que trasunta en la ideología de una sociedad patriarcal propia de la edad heroica. Además, se discutirán algunas implicancias de la androginia en los estudios de género que demarcan las teorías Queer y los planteamientos posfeministas, donde el andrógino proporcionaría la inspiración de un cuerpo político trasgresor.
Primeramente se intentará abordar los dos conceptos queinteresa desarrollar en Las Bacantes: las nociones de menadismo y de androginia. En el libro Greek religión, Burkert sostiene que el menadismo consiste en el rito dionisiaco que una comitiva de bailarinas ya maduras ofrecen al dios. Las ménades (mainades o “mujer loca”) palabra que significa posesión por un dios pero que a la vez implica desaprobación masculina del comportamiento descontroladofemenino [1], transgreden el orden masculino a través de la violación a las normas asignadas a las mujeres viéndose incitadas a abandonar sus casas, matrimonio, y sus deberes con el fin de sumergirse en la locura del éxtasis dionisiaco. Es evidente, pues, que el menadismo asustaba a los hombres griegos que preferían tener a sus mujeres orando a Atenea o tejiendo y realizando las labores que ellosconsideraban propias de su sexo.
Hay que entender que la experiencia de Dionisio, más allá e independientemente de la vivencia del alcohol, trasunta en la irrupción de algo divino por lo que la demencia además de convertirse en un fin en sí misma, sugiere la experiencia de delirio como la de poder mental intenso [2]. En tanto, Vernant afirma que la religión de Dionisio aporta a los fieles es unaexperiencia religiosa contraria del culto oficial: no ya la sacralización de un orden al cual es preciso integrarse, sino la emancipación de este orden, la liberación de las sujeciones que supone en algunos aspectos. El culto cívico se sujeta a un ideal de sofrosyne hecho de control, de dominio de sí, ocupando cada ser su puesto dentro de los límites que le son asignados. Lo dionisiaco aparece por elcontrario como un culto del delirio y de la locura [3].
Ahora bien, en lo referente a la dimensión de lo andrógino se precisarán algunas de sus nociones fundamentales. El mito del andrógino, recuperado por los documentos de Mircea Eliade en el Tratado de historia de las religiones apunta a que en algunas sociedades antiguas, el andrógino trasuntaba en la idea de la totalidad primordial y de la uniónde los contrarios. El andrógino se considera casi como sinónimo de hermafrodita o hermafrodito que era precisamente el hijo de Hermes y de Afrodita, a quienes debe su nombre. Un día cuando se bañaba en las aguas de un lago, en Caria, la ninfa Salmácide, prendada de su gran belleza, lo abrazó y, como éste se resistía a sus insinuaciones amorosas, la ninfa rogó a los dioses que sus cuerpos nunca seseparasen. Su súplica fue concedida y, desde entonces formaron un sólo ser de doble naturaleza. Hermafrodito, por su parte, obtuvo de ellos que todo hombre que se bañara en las aguas del lago perdiese su virilidad.
El nombre de este dios, convertido en adjetivo, significa “el que está dotado de caracteres sexuales masculinos y femeninos” y, se aplica tanto al género humano como a ciertasespecies vegetales o animales (el caracol, la lombriz de tierra, la sanguijuela, etc.). La fortuna literaria de Hermafrodita tiende a mezclar el relato de Ovidio, que refería su historia en Las Metamorfosis, con los numerosos mitos relativos a la figura del andrógino presentes en varias religiones. En particular, la figura de Hermafrodito se confunde a menudo con los andróginos evocados en el Banquete...
tracking img