Etica del consumo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2749 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRABAJO FINAL Ética, persona y sociedad

Alumno: Gerardo Suárez Montemayor Matrícula: A01087532

“Por un Consumo Digno”

Introducción
En el nuevo milenio, el consumo compromete condiciones sociales y medioambientales, donde valores como la responsabilidad, el respeto, la libertad y la igualdad están en juego. Al ser individuos racionales, concapacidad de comprender y discernir, existe la posibilidad de introducir un nuevo concepto: la ética del consumo. Una ética aplicada bajo esquemas personales, regionales, nacionales e internacionales. El presente ensayo tiene como objetivo abordar las implicaciones éticas del consumo. Se pretende posibilitar un patrón de consumo que congenie con la humanidad, la ecología y la cultura.

El serhumano, en la búsqueda de una mejor calidad de vida, figuró en el consumo el mecanismo para cumplir con este objetivo. Sin embargo, el consumo se ha convertido en un vicio, en una droga. Ahora, el ser humano es dependiente del consumo e intenta por todos los medios satisfacer sus necesidades. El problema recae en saber distinguir cuales necesidades son reales y cuales son ficticias. Por su complejidad,el consumismo no representa un solo dilema ético, sino varios. ¿Establecer un consumo universal o permitir bloques de consumo distintos? ¿Promover el aceleramiento económico o alentarlo para resguardar al medio ambiente? Para profundizar en el tema del consumismo, rememoremos a Aristóteles reconociendo que “la avaricia de la humanidad es insaciable”.

El consumismo entre las culturas y lastradiciones
Culturas de todas los rincones del planeta se contrastan con la cultura occidental. Laurie Michaelis manifiesta que en todas las sociedades modernas existen grandes sub-culturas que son más apegadas a valores tradicionales y religiosos, con sus propios puntos de vista de la buena vida. ¿Es factible que aun existan sociedades no deseosas de entrar en el consumismo?

Si se examina lapregunta desde el punto de vista religioso, el consumo no es la fuente de la felicidad. En el Islam, el Judaísmo y el Cristianismo; la meta final es aquella que Dios impone. En el Budismo e Hinduismo, la felicidad llega cuando se alcanza el Nirvana. La aseveración de Michaelis es verídica si se toma, por ejemplo, a los monjes budistas del Tíbet. Pero es necesario tomar en cuenta el creciente desinteréspor la religión y las confusiones que surgen en el material religioso.
La ética protestante, impulsada por Juan Calvino, abrió las puertas al capitalismo en los países anglosajones. Dios sería honrado si se trabajaba con esfuerzo y vigor. El problema surgió cuando el trabajo, acompañado de un consumo exagerado, se convirtió en un estereotipo. Esta confusión ha moldeado el cuerpo del consumismo yse ha esparcido por el mundo a través del liderazgo de Estados Unidos, superpotencia donde la mitad de sus habitantes se considera protestante.

Si se analiza la pregunta desde el punto de vista geográfico; existe división entre los países del norte y los países del sur. Entre aquellos industrializados y aquellos en vías de desarrollo. Entre las naciones que consumen en exceso y las queconsumen en defecto. “Los países ricos padecen una fiebre de consumo compulsivo, que deja a las personas agotadas e insatisfechas, mientras que los países pobres se afanan por imitar el nivel de consumo que tenemos en los países ricos. En aquellos países pobres malviven millones de personas que no tienen acceso al consumo, pero sueñan con llegar a consumir los productos de mercado que les muestran lasimágenes en los medios de difusión de masas, en especial la televisión” (Martínez, 2).
El pensamiento de Martínez Navarra parece más concreto si se observa la evolución de las naciones en vía de desarrollo. El ejemplo perfecto debajo de esta aseveración es China. Hace 30 años, la nueva superpotencia económica vivía bajo tradiciones donde el consumo no era el centro de la felicidad. Ahora, con una...
tracking img